elsociólogo

online, offline @elsociologo

Archivar en la categoría “tecnología”

Ciencia-Tecnología y Ética Política: una posibilidad para el desarrollo

¿Ciencia y tecnología son diferentes? ¿Qué es la tecnología? ¿Podemos definir y diferenciar etapas en la historia de la humanidad? Etimológicamente, tecnología posee dos raíces griegas, por un lado technè: “misterio del saber y, por otro lado, logos: “conocimientos”, entonces, tecno-logía, etimológicamente significa “conocimientos acerca del misterio del saber hacer”.

 El rápido progreso de la ciencia y la tecnología es fascinante y supone un desafío constante para nuestra imaginación y nuestras expectativas, pero exige al mismo tiempo que ahondemos nuestra comprensión de sus repercusiones éticas ya que en España  la drástica reducción gubernamental presupuestaria carece de sentido científico y de progreso.

Según Averbuj “La tecnología es patrimonio sólo de los seres humanos; la ciencia, en cambio, descubre lo que preexiste. Por un lado, la tecnología se ocupa de las cosas que no existían y ahora existen, son nuevas y, fundamentalmente, son creaciones humanas que hacen al hombre cada vez más hombre. Por otro lado, la ciencia, se dedica a indagar, observar, inferir, anticipar, reflexionar acerca de fenómenos que ya ocurren en la realidad y busca dar cuenta de ellos a través de diferentes procedimientos. En este sentido, la ciencia no sería una característica esencial de nuestra especie, en términos de Tomás Buch como sí lo es la tecnología.

De aquí la primera, primordial y primogénita diferencia sustancial, los campos de acción y reflexión son diametralmente diferentes, y, en muchos casos, muchos que se dicen científicos, son en realidad tecnólogos. La tecnología como actividad humana, históricamente, posee diferentes etapas. Es decir, que comienza cuando el hombre tiene la capacidad de, racionalmente, identificar sus necesidades y vincularlas con una solución mediada por un instrumento que proviene de la transformación de un objeto natural en una herramienta.

 Aquiles Gay, en “La Ciencia y la Tecnología en la Vida Cotidiana”, afirma que el desarrollo tecnológico puede dividirse en dos etapas fundamentales, una técnica (previa a la revolución industrial, donde los procedimientos eran instintivos, sin implicación de la ciencia y los conocimientos acabados) y otra etapa tecnológica (en la que todo se basa en los descubrimientos científicos y es post revolución industrial).

 Toda esta ética de la ciencia y la tecnología constituye una de las prioridades más importantes de las ciencias sociales y humanas. Sin embargo, en España  la I+D se ha llevado una de las peores partes en el reparto de los recortes presupuestarios. Así este año 2012, la aportación económica no llegará a los 6.400 millones, un 25,5% menos que en 2011. El recorte total, sumando los programas de investigación civiles y militares, es de casi 2.200 millones de euros.

 ¿Ética política? O ¿ciencia tecnológica? Ni siquiera la elaboración de una Carta Abierta por la Ciencia de los colectivos científicos ha logrado no romper el Pacto de Estado por la Ciencia que la ética política había comprometido con la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación aprobada en mayo de 2011 por el 99% del Congreso de los Diputados y del Senado. Lástima señorías, sigan con sus recortes pero no se olviden nunca de la ciencia  si desean salvaguardar el futuro de una sociedad española interconectada tecnológicamente. :)! 

Enlace: Carta Abierta por la Ciencia.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/27/ciencia/1332854370.html

Anuncios

RSD

Las redes sociales digitales (RSD), redes sociales virtuales o social network sites son un servicio basado en una plataforma web que permite a las personas construir un perfil público o semi-público dentro de un sistema acotado, articular una lista de otros usuarios  con quien se quiere compartir una conexión, y ver y cruzar su lista de contactos y las hechas por otros dentro del sistema (Boyd y Ellison, 2007).

Cuando se habla de personas que interactúan socialmente en una plataforma tecnológica, uno de los términos acuñados es el de comunidad virtual. Ésta es construida sobre un interés, un problema o una tarea común de sus miembros, que se lleva a cabo sobre la base de los códigos implícitos y explícitos de la conducta.

La plataforma tecnológica, según Leimeister et al. (2006) permite y apoya la interacción de la comunidad y ayuda a construir confianza y un sentimiento común entre los miembros. Una RSD puede ser vista como una estructura de intercambio social con su propia estructura de gobierno y patrones de interacción, en la cual los recursos fluyen entre unidades independientes o individuos (Van Baalen et al., 2005).

Para Otto y Simon (2008), las interacciones entre los miembros de una RSD tienen lugar a través de una plataforma informática y sus miembros rara vez, si acaso, se encuentran cara a cara. Un aspecto importante de estas RSD es que sus miembros crean, buscan y comparten conocimientos. Así, los miembros establecen una comunidad, donde se adquieren nuevos conocimientos de la red social y son transferidos entre sus miembros.

Las RSD son una importante infraestructura para la distribución e intercambio de conocimientos en diferentes ámbitos.

Según Fuchs (2008), algunas de las características importantes de las comunidades virtuales son la continua interacción entre los miembros de la red, las convenciones formales e informales que existen, la voluntariedad de las personas para interactuar, la dimensión global y la velocidad con que se desarrollan las relaciones. 

Dentro del mundo de las RSD, existen diferentes enfoques y clasificaciones, entre las cuales se encuentran las redes sociales (ej. MySpace, Facebook, LinkedIn y Xing), los sitios de realidad virtual (ej. SecondLife) y las comunidades virtuales (ej. Wikipedia, YouTube y Flickr) (Jansen et al., 2009).

De acuerdo a diferentes segmentos de público objetivo, a su funcionalidad, al territorio de actividad y otros elementos, se han ido creando diferentes RSD.

En los últimos años las RSD se han convertido en un fenómeno importante dentro del mundo del Internet. Según la Academia de Artes y Ciencias Digitales de los Estados Unidos entre los diez momentos más influyentes de la década del 2000, se encuentran el lanzamiento de la Wikipedia, la revolución del video en línea a través de Youtube o la creación de Facebook y Twitter.

Marketing, negocios, gestión, estrategia, comunicación, economía, innovación y sociología, muestran claramente la importancia del marketing digital y la pertinencia empresarial y académica del mismo al mundo en red. Atrapados en la “telaraña”, sin futuro, sin empleo pero en “Red”.

Navegador de artículos