elsociólogo

online, offline @elsociologo

Archivar en la categoría “política”

“Sesgo” #concepto

sesgo-100120101658-phpapp01-thumbnail-4

En la investigación en general, se persigue la validez, precisión y confiabilidad de la medición. Sin embargo, la mayoría de las observaciones de un fenómeno variarán según las circunstancias en las que se miden en cuanto que los errores pueden surgir de las siguientes fuentes: sujeto u objeto que será medido, instrumento de medición y observador o persona(s) que efectúan la medición. En cualquier caso, la validez del conocimiento derivado de cualquier estudio social dependerá, en gran medida, de la ausencia de error y de la capacidad de estimar o predecir el parámetro verdadero en la población objeto de estudio.

En estadística, “sesgo” se refiere a la diferencia entre el valor promedio de un estimador, calculado con múltiples muestras al azar, y el verdadero valor del parámetro que busca estimar. El error sistemático también recibe el nombre de sesgo y llega a presentarse aún en la investigación más rigurosa, siendo su efecto  difícil de evaluar y, por tanto de corregir.

Dependiendo de la etapa del estudio en que se originan, los sesgos que interfieren con la validez interna de un estudio se clasifican en tres grandes grupos: a) los sesgos de selección, que se refieren a los errores que se introducen durante la selección o el seguimiento de la población en estudio; b) los sesgos de información, que son errores en los que se incurre durante los procesos de medición en la población en estudio, y c) los sesgos de confusión, que se originan por la imposibilidad de asignar la exposición de manera aleatoria en los estudios observacionales y que básicamente se originan por una no comparabilidad de los grupos en estudio.

Los sesgos de selección son errores sistemáticos que se introducen durante la selección o el seguimiento de la población en estudio y que propician una conclusión equivocada sobre la hipótesis en evaluación. Los errores de selección pueden ser originados por el mismo investigador o ser el resultado de relaciones complejas en la población en estudio que pueden no ser evidentes para el investigador y pasar desapercibidas.

El sesgo de información se refiere a los errores que se introducen durante la medición de la exposición, de los eventos u otras covariables en la población en estudio, que se presentan de manera diferencial entre los grupos que se comparan, y que ocasionan una conclusión errónea respecto de la hipótesis que se investiga.

El sesgo de confusión puede resultar en una sobre o subestimación de la asociación real. Existe sesgo de confusión cuando observamos una asociación no causal entre la exposición y el evento en estudio o cuando no observamos una asociación real entre la exposición y el evento en estudio por la acción de una tercera variable que no es controlada. Esta(s) variable(s) se denomina(n) factor(es) de confusión o confusor(es). Los resultados de un estudio estarán confundidos cuando los resultados obtenidos en la población en estudio apoyan una conclusión falsa o espuria sobre la hipótesis en evaluación, debido a la influencia de otras variables, que no fueron controladas adecuadamente ya sea durante la fase de diseño o de análisis.

Sackett elaboró un catálogo en el que incluye alrededor de 50 sesgos que pueden concurrir durante la conducción de una investigación. Rothman define el error aleatorio como “aquella parte de nuestra experiencia que no podemos predecir”. Para Mausner y Bahn, el error sistemático, o sesgo, es la diferencia entre un valor observado y el verdadero valor debido a todas las causas menos la variabilidad del muestreo.

El error sistemático puede surgir de innumerables fuentes, incluyendo factores involucrados en la selección o reclutamiento de la población de estudio y los factores involucrados en la definición y medición de las variables de estudio. Lo inverso del sesgo es la validez, también un atributo deseable.

Los sesgos más frecuentes se producen, por tanto, en la evaluación del resultado, en la calidad de la información, en el seguimiento, en la falta de respuesta, en el sesgo del entrevistado o en el sesgo del observador.

Fuentes del Centro Investigaciones Sociológicas (CIS) manifestaban hace poco en el Diario ABC @abc_es  que “Las encuestas no quieren acertar, sino marcar tendencias. Son un producto libre, que se crea en un escenario muy volátil”. Su afirmación es tan difusa e inconcreta que se podría contrarrestar fácilmente con la cita del poeta Nicanor Parra  para poder hacernos una idea de la volatilidad e incertidumbre general del sistema electoral español y de sus respectivos votantes: “Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona.”

El artículo 135, la corrupción generalizada, los liderazgos invisibles y el tú más, el desempleo y la exclusión social, los recortes infinitos en el sistema de Bienestar Social made in Spain. Fútbol, amaños y Champions League. Marca España, Troika, Draghi, España va bien, etc, etc. Todo este conjunto y bloques situacionales están inscritos en el subconsciente societario español y, que duda cabe,  conducen al sesgo desorientativo, dónde nadie realmente conoce pero si pronostica (interés/producción/dinero) el verdadero impacto de los futuros resultados electorales 2015 en el sistema democrático español.

Año de nieves, año de bienes o si se prefiere año electoral año sesgado. Y es que saben sus señorías que el que esté libre de pecado que tire del primer sesgo…

Ya lo apuntaba Jean Giraudoux “Sólo se reconoce el error cuando todo el mundo lo comparte.”

“Alicia en El País De las Maravillas y Mariano en El País del Sesgo“. #concepto @elsociologo

 

Anuncios

“Pobreza europea; realidad española”

pobreza

La pobreza y la exclusión social son realidades que siguen pendientes de un análisis y atención prioritaria por parte de la sociedad, en general,y de las políticas sociales en particular. La mayoría de Gobiernos no han sido capaces de afrontar con éxito los problemas estructurales y los diferentes contextos que provocan las desigualdades sociales. Y es que el fenómeno de la pobreza, su comprensión y explicación, parten de una cuestión clave: la desigual distribución de la riqueza y de la renta ya que en un contexto de empobrecimiento creciente, tener empleo ya no es una salvaguarda ante las situaciones de pobreza.

 El fenómeno de los trabajadores pobres es estructural únicamente en determinadas sociedades, donde a las precarias condiciones de empleo se une la escasez de recursos sociales. Sin embargo, en los estados sociales europeos, el volumen de población en riesgo de pobreza venía siendo atemperado por las políticas públicas de carácter social,  bien por la vía de la transferencia de rentas (pensiones, prestación por desempleo, rentas básicas), bien por la amplitud y densidad de los servicios públicos, especialmente en lo que se refiere a la provisión gratuita en el momento de su uso de bienes esenciales como la educación o la sanidad.

Debido a las diferencias entre los países de la región, el objetivo de disminuir la pobreza no representa el mismo reto para unos países que para otros, así como al interior de los países la población en situación o riesgo de pobreza y exclusión no se distribuye de manera uniforme entre diferentes territorios aunque exista un item actual en común: empleos marcados por la precariedad – bajos salarios- y creciente desprotección social, explican la mayor incidencia de los impactos de la crisis sobre los grupos vulnerables.

Para la Unión Europea, son pobres las personas que viven en hogares cuyos ingresos seencuentran por debajo del umbral de la pobreza, que se corresponde con el 60% del ingreso anual neto familiar mediano en cada país. En España, la pobreza de los trabajadores está muy extendida y es que el empobrecimiento de los trabajadores no es homogéneo. La media española se sitúa con un 23,4% de la población en situación o riesgo de pobreza y exclusión, aunque las diferencias entre comunidades varían en más de 30 puntos porcentuales entre el valor mínimo y el máximo. Hay que señalar que en la actualidad se contabilizan en España 476.000 familias con todos sus miembros en situación de desempleo. Según el INE, el 21,1% de la población residente en España está por debajo del umbral de riesgo de pobreza en 2012. Y esto es así debido en gran parte a que los bajos salarios son una de las principales causas de la existencia de más trabajadores pobres en España. Apuntar que el paro juvenil entre los 16 y los 24 se ha disparado en los últimos años (56%), más de la mitad de los jóvenes que quieren trabajar no pueden acceder a un Empleo.

Existe el riesgo que en un contexto de crisis económica como el actual, el cumplimiento de los objetivos de reducción de la pobreza de la Estrategia 2020 queden supeditados al logro de la estabilización económica. La inclusión social no está, por tanto, en el centro de la agenda de nuestro país y el resto de los que conforman la UE. Quedan tantos parámetros por determinar en el tintero, que la pluma se olvida de muchos factores corrosivos en esta triste realidad y definición societaria; pobreza. Y es que los “Tronos de Oro” continuan reinando en el Caos de la corrupción y la opulencia…  

Larga vida al Rey @elsociologo

“Caos”

caos

Definir el concepto de desorden  mundial no es una tarea fácil ya que cada quien tiene una idea propia de él. Una sociedad que sólo piensa en el presente, sin preocuparse por el futuro, pierde la ambición, la ilusión por mejorar y por prosperar. La Teoría del Caos es un elemento de manejo referencial cultural amplio. Para Demastes, la teoría del caos argumenta que ” la naturaleza no es ni un absurdo o grotesco autómata que debe ser ignorado, ni tampoco una entidad racional y ordenada vulnerable a las capacidades humanas”.

 La Teoría del Caos es la denominación popular de la rama de las matemáticas, la física y otras ciencias que trata ciertos tipos de sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales.Y es que las incidencias epistemológicas del Caos constituyen, desde su aparición y conformación conceptual, ricos modelos de interpretación de la realidad e instrumentos de solución que se levantan como recursos epistémicos ante la problematización metodológica de sus manifestaciones.

Podemos, por tanto, afirmar que la ciencia ha estado influida durante muchos siglos por los conceptos de Platón, quien delinea tres niveles principales de jerarquización. En el nivel superior se encuentran las ideas y formas matemáticas que constituyen los modelos ideales de todas las cosas. Es el dominio del ORDEN. Al otro extremo se encuentra el CAOS, estado primordial carente de orden y desorden, que escapa a toda descripción.

En la visión contemporánea de Caos como espacio de ausencia de el orden, de vida y sentido, se pasó a Caos como espacio en el que se genera la vida, la estructura, el logos y el sentido de un otro orden. Pero un sistema caótico es un sistema sin leyes; ni siquiera la ley de que no hay leyes. En el aspecto epistemológico se ha tendido a asociar al caos con la incapacidad del hombre de atender a todos los eventos de un espacio concreto y en un instante determinado, teniendo que asumir los conceptos de azar, indeterminado, aleatorio, incertidumbre… en oposición al orden o a una posible ratio o logos.

La “crisis económica mundial” ha llenado los medios de comunicación de titulares sombríos y amenazadores sobre la crisis financiera que se extiende por Occidente y el resto del Planeta incluidos los BRICS. “Crash”, “Crisis”, “Pánico”, “fin de una era”. El panorama mundial a comienzos del siglo XXI muestra todos los síntomas de un crash civilizacional: Una crisis que afecta no a la economía o a las instituciones internacionales, sino a la cultura mundial en todas sus manifestaciones; “creciente marginalidad, mercados compulsivos, agotamiento económico, pérdida valores sociales, ínfimos índices de productividad, instituciones poco creíbles, desesperanza y pérdida de confianza ciudadana, proteccionismo estatal, presión fiscal agobiante, incumplimientos medio-ambientales (dependencia energética casi exclusiva del petróleo), estado bienestar devaluado, educación secundaria y universitaria estancadas en la mediocridad, sanidad privatizada, investigación y ciencia paralizadas, corrupción política a gran escala, diplomacia mundial sin credibilidad,  ausencia de políticas públicas crecimiento y colapso total instaurado en el “Caos Mundial” con un largo etcétera de items olvidados.

Reflexión-Reflexibidad-Riesgo apreciado Beck. Simplemente ”CAOS” ésta vez, sin ninguna “Teoría definitiva” que lo acompañe en su trayecto. @elsociologo

“Facturas&Fracturas”

 

 La globalización de la economía, la transnacionalización de la producción como consecuencia del desarrollo de las tecnologías de la información-comunicación y del conocimiento junto con su externalización, han supuesto cambios significativos en la composición del mercado laboral mundial , en el nuevo orden político-económico-financiero internacional  y en el conjunto de grupos y subgrupos poblacionales formados en la nueva glocalización mundial.

Podemos considerar que el riesgo de las sociedades del siglo XXI es tanto un problema económico como de integración social. Este se caracteriza por la falta de participación de numerosos grupos sociales aislados en las relaciones de intercambio social y económico en términos de igualdad; mostrándose un alto grado de déficit en el status de ciudadanía global.

La política social desarrollada bajo los principios neoliberales en la nueva Europa de la crisis económico-social, la incertidumbre republicana-demócrata en USA ante la inminente e incierta cita electoral , los manifiestos conflictos bélicos en Oriente Medio y la momentánea relajación política en América Latina, Rusia y China siempre con la mecha encendida, pone de manifiesto esta dualización social junto con  la percepción de la desigualdad social acentuada y la posibilidad de una exclusión societaria multitudinaria debida a las inercias del mercado.

Esta desestabilización de las clases medias sobretodo en los países comunitarios del eje-sur, ha demostrado que cada vez es más difícil ascender en la escala social y más fácil descenderla en cadena para gran parte de colectivos sociales agrupados y atrapados en la llamada “clase media” de un determinado país o región.

La composición de esta nueva estructura social configurada, se deriva entonces de la lógica del mercado político-financiero actual que manifiestamente deja fuera del núcleo de oportunidades a más y más estratos societarios con la consiguiente pérdida de poder, prestigio e  influencia en el nuevo mundo geográfico-económico abarcado por la manifiesta recesión económica. Evidentemente, las circunstancias son diferentes en cada país o lugar, pero el problema de las infraclases y el de su marginación del llamado “Sistema de Bienestar” está presente en la propia lógica de las relaciones económicas ordinarias que los diferentes Gobiernos (sobretodo europeos)  aplican en sus políticas de control de gasto público. Se trata de una dualidad confusa de carácter social, que tiene una raíz estructural enmarcada en la evolución del sistema de producción industrial y que, cada día que transcurre, afecta a más y más segmentos  de población ciudadana.

 Los efectos, en términos de exclusión social, del nuevo modelo de bienestar pueden encontrarse en la percepción de la misma para la opinión pública. Pero aún así, la sociedad parece haberse “adelgazado”, “apagado”, “marchitado” a niveles críticos que le impiden retroalimentar y apoyar las líneas marcadas por muchos Estados que han renunciado a algunas de sus tareas esenciales de crecimiento enmarcada ésta, en sus respectivos programas electorales, por la casi exclusiva dependencia de los grandes sistemas europeístas dominados por Alemania. Curioso viniendo de un país reconstruido hace solo 61 años a través, entre otros, del benéfico Plan Marshall.

 La explicación por las tardanzas e indecisiones de los Gobiernos democráticos de turno , en la puesta en marcha de acciones de progreso y crecimiento económico pueden ser diversas, diferentes y hasta con un toque de inmoralidad, pero las fracturas sociales de las sociedades se pueden cuantificar y medir. El ejemplo del Gobierno español en esta parálisis del bienestar social, ha sido expuesto por la mayoría de  medios de comunicación nacionales e internacionales, por organizaciones, universidades, economistas, analistas y eruditos económicos, además de por numerosas asociaciones y centrales sindicales, que han intentado trasladar al ciudadano la diversidad de  medidas retroactivas aprobadas por nuestro Gobierno. Ello ha producido un alto grado de debilitamiento de la protección social a las personas desempleadas ( 2,8 millones de españoles permanecen sin ningún tipo de protección pública),  un deterioro de la calidad de los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación), ha causado una rebaja de los salarios de los empleados públicos y el aumento de su jornada laboral con la consiguiente expulsión de personal interino y contratado y, sobre todo, ha afectado seriamente al conjunto poblacional en su totalidad, la aplicación de estas medidas fiscales demasiado duras y regresivas.

Como colofón de estas fracturas sociales, la aprobación de una reforma laboral injusta, antisocial, sin resultados y unos PGE 2013 recesivos en su totalidad respecto al ansiado crecimiento en sus cuentas,  ha hecho que las organizaciones sindicales hallan puesto un nuevo freno al Gobierno con la convocatoria de la Huelga General del 14N 2012, la segunda a un  Gobierno Popular en  10 meses de mandato.

Cada tiempo que pasa hace más necesario, si cabe, profundizar hasta el núcleo central de este nuevo concepto;  “fractura social” y sus inmediatas consecuencias. La solución al dilema, seguramente recaerá sobre la ciudadanía española (caso que nos afecta) en la próxima cita electoral nacional dónde, de momento,  ningún adivino conoce  si se producirán nuevas fracturas sociales o una definitiva factura electoral de los ciudadanos en referencia a la labor política llevada a cabo por nuestra representación parlamentaria!!!

!!!Tensiones, fracturas, continuidades, discontinuidades… en el umbral de la pobreza y en la cima de las grandes fortunas.!!! @elsociologo

 

1º Mayo: Movimientos Sociales en Red (Nuevos Medios)

En las sociedades modernas ha existido una amplia variedad de movimientos sociales, unos persistentes y otros transitorios, además de los que han conducido a la actividad revolucionaria. Los movimientos  sociales son una característica del mundo contemporáneo tan evidente como las organizaciones formales y burocráticas a las que con frecuencia se oponen.

Un Movimiento Social puede definirse como un intento colectivo de luchar por un interés común o de garantizar que se alcanza un objetivo compartido, mediante una acción colectiva que tiene lugar al margen de la esfera de las instituciones establecidas. Según Giddens, “los movimientos sociales tienen un interés doble para el sociólogo. Proporcionan un objeto de estudio y, lo que es más, ayudan a cambiar la manera que tienen los sociólogos de mirar ciertas áreas de comportamiento” (sociology; p. 646) .En sociología, “el estudio de los movimientos sociales suele distinguir entre las investigaciones sobre la movilización de los trabajadores y las que versan sobre otros movimientos sociales“.

El término movimiento social (MS) fue introducido al vocabulario académico por Lorenz von Stein en 1846 ( “Historia de los Movimientos Sociales Franceses desde 1789 hasta el Presente (1850)” .Otra de las definiciones de movimiento social que nos encontramos es “la agrupación no formal de individuos u organizaciones dedicadas a cuestiones socio-políticas que tiene como finalidad el cambio social”. Surgen como modos de organización de todo tipo de colectivos y clases sociales (desde las élites hasta los marginados), a veces identificados con un campo político, más o menos concreto, y, en otras ocasiones, de forma interclasista y multipartidista.

Algunos ejemplos de estos movimientos son el movimiento feminista, el movimiento ecologista, el movimiento obrero, el movimiento pacifista o antimilitarista, y, más reciente en su surgimiento, el movimiento okupa y el movimiento antiglobalización.

 A la vez que la globalización afecta los repertorios de acción con miras a la internacionalización de programas, identidades y demandas, los Nuevos Medios se valorizan aceleradamente como plataforma preferida para consolidar y proponer todo tipo esquemas organizativos y modelos de acción colectiva propios del movimiento social.

En muchos casos, “los Nuevos Medios se presentan como una oportunidad única de consolidar espacios de comunicación alternativos a los tradicionales y de rescatar la dimensión performativa de la comunicación versus su mercantilización y estandarización en los Medios Tradicionales. Ello sin hablar de las posibilidades a la hora de movilizar ideas en un marco más amplio que el local” (Castells,1999).

 Muchos estudios existentes en materia de Movimientos Sociales coinciden en que la apropiación y uso autónomo de Internet resulta crucial a la hora de cohesionar comunidades (Rauch, 2007) y movilizar sus ideas (Castells 1999), mediante el fomento de nuevas prácticas comunicativas contra el disciplinamiento de los usuarios (Sampedro,2006) y la formación en el uso de herramientas informáticas para la acción social y la democratización de las políticas de comunicación (Viser, 2007).

 En España, aunque el panorama es menos prolífico que en otros países, también existe una creciente bibliografía al respecto. Ángel Calle, defiende la “emergencia de una nueva cultura de movilización” que mantendría una vinculación constructiva con los movimientos previos y surgiría a partir de unas oportunidades políticas (la globalización y la persistencia de redes de protesta), mediáticas (Internet) y culturales (la postmodernidad y una cultura local y antiautoritaria), apostando por democratizar la globalización frente a las desiguales interrelaciones sociales marcadas por los mercados.

 Salvador Martí ha insistido en encuadrar a los movimientos de resistencia global en el marco de la globalización y la sociedad de la información,  señalando su actuación en ámbitos micro y macro, a partir de posiciones  reactivas y proactivas, siendo sus mayores éxitos, por el momento, simbólicos en los diferentes Gobiernos.

 Por tanto, a raíz del contacto entre movimientos sociales y nuevos medios, se puede hablar de un modelo comunicativo de carácter: horizontal, pedagógico, creativo y democrático, pues conciben sus acciones como herramientas de cambio social, de poder ciudadano y de reapropiación de la vida política por parte de la sociedad civil. Como ejemplo, el último “arrepentimiento real”, consecuencia de la indignación pública reflejada por la ciudadanía en las redes sociales. Ello, viene no sólo a demostrar, sino también a confirmar, al 100%, el inmenso papel que juegan las redes sociales en la participación y cambio en la vida política y pública de un determinado país, sustituyendo así a los diarios de tirada nacional que, en palabras de Cebrián, “ya no vertebran la opinión pública” (El país,22/04/12). Sin duda, es el ejemplo más significativo pero existen, que duda cabe, numerosos ejemplos donde las nuevas plataformas sustituyen, en poco tiempo, a los medios tradicionales en papel y a los medios gubernamentales dirigidos sin consenso político. (Último ejemplo autoridad parlamentaria; RTVE).

 La idea de que la ciudadanía ha de ser protagonista del desarrollo de un país ha marcado todo el trabajo de la cultura participativa. Desde hace mucho tiempo, se han producido conflictos entre los trabajadores y quienes tienen autoridad económica y política sobre ellos.  El estado de la participación ciudadana se convierte, así, en un claro indicador de la salud democrática de una sociedad, lo cual me lleva a plantear como cuestión final la siguiente duda:

¿Tú dónde estás: ¿En  Movimiento Social o en el Nuevo Medio? + follow

 1º Mayo 2012

@elsociologo DEMANDING THE RIGTH TO WORK

 

 

“Signos, símbolos y señales”

“Signos, símbolos y señales”

 

Signo

Es una unidad capaz de trasmitir contenidos representativos, es decir, es un objeto material, llamado significante, que se percibe gracias a los sentidos y que en el proceso comunicativo es portador de una información llamada significado.

Símbolo

Cuando un signo no sólo informa de un significado, sino que además evoca valores y sentimientos, representando ideas abstractas de una manera metafórica o alegórica, se conoce como símbolo.

Señal

Es un tipo de signo que tiene por finalidad cambiar u originar una acción y actúa de manera directa e inmediata sobre el receptor del mensaje. Cuando vemos una señal, ella nos indica que debemos prestar atención a un hecho en un momento determinado o modificar una actividad prevista.

Signo=Gobierno Símbolo=PP Señal=Sociedad

Qué post tan corto y con tanto significado crítico… Lo bueno, si breve, dos veces bueno. 

 Meta Final: ¿2015?. Hagan sus apuestas, señores. !!!No va más!!!

Ocurrencias

Hemeroteca Presidencial:

“Mantengo mi plena confianza en el presidente Camps. Afecta a la inteligencia pensar que alguien se vaya a vender por tres trajes”. 24/04/09

 Sobre urbanismo: “La clave es liberalizar suelo y hacer que los ayuntamientos no dependan para financiarse del suelo y de la concesión de licencias” (Onda Cero, 1.6.04)

“El PSOE va a romper relaciones con el Partido Popular y se va a coaligar con Batasuna(19.07.06)

 “Las reformas constitucionales requieren el apoyo del PP y el Partido Popular no está dispuesto a apoyar tonterías(Onda Cero, 7.9.04)

“Yo no he ido a hablar con el señor Zapatero para ver cómo vamos a reformar la financiación de la Sanidad o cómo van a ser los artículos de las normas jurídicas. Yo fui a hablar con el señor Zapatero porque España tenía y tiene un verdadero problema que afecta a la esencia de lo que es España(Onda Cero, 2.3.05)

“El proyecto de un nuevo Estatuto para Cataluña dinamita el sistema autonómico español (…) estamos lisa y llanamente ante la liquidación de nuestro sistema constitucional” (Conferencia Economist, 22.11.05)

 “Sus promotores son estatistas e intervencionistas. Ninguno de ellos es liberal ni defensor del humanismo cristiano, y se nota” (estatut, 24.3.05)

“A mí me preocupa más la financiación de las personas que la financiación de las Administraciones(tele 5, 8.3.06)

“La reforma legal más importante para los españoles: la del gobierno local(Presentación programa marco, 25.2.07)

“El Gobierno no va a modificar su decisión de congelar el salario a los funcionarios, a pensar de la convocatoria de una huelga general de los trabajadores de la función pública para diciembre. No vamos a cambiar de criterio aunque haya huelga” (Diario 16, 26.11.96).

“La política exterior es un bochorno (…) el mérito en política internacional no consiste en ser pintoresco, consiste en ser previsible” (Debate estado nación 3.7.07)

“Las cumbres europeas han de servir para algo más que para hacerse fotos(Discurso- Futuro financiero UE, 10.12.04)

“A mí me apoyan Merkel y Sarkozy y a él, Chávez y Fidel Castro(El Mundo 18.2.08)

“Mire usted, que Irak tenía armas de destrucción masiva y que las tiene es casi un hecho objetivo. Yo tengo la convicción de que aparecerán las armas de destrucción masiva” (El País, 27.04.03).

“Tratar de salvar al continente africano del hambre con la cooperación española parece más un reclamo publicitario que una propuesta seria y fiable” (Foro ABC, 16.9.04)

Ocurrencias, disparates, escándalos, mamandurrias…

Lo siento mucho; !!!No va a volver a ocurrir, Majestad!!!.

 

Huelgas Generales versus Huelga General

La Historia cronológica de las huelgas generales en España son tan recientes como el periodo de transición española dónde nuestro país recobró la libertad sindical entre los años 1976 -77. Desde entonces, se han convocado 6 huelgas generales de 24 horas (1985, 1988, 1994, 2002, 2010, 2012), una de media jornada (1992) y otra de una hora (1978).

La primera se produjo el 20 de junio de 1985 contra el proyecto de reforma del gobierno de Felipe González que aumentaba el periodo de cálculo de las pensiones de dos a ocho años. Con un seguimiento desigual, provocado por la no participación de la Unión General de Trabajadores, la huelga no logró parar el plan de pensiones.

El 14 de Diciembre de 1988 se produjo la huelga más recordada de la historia reciente, contra el plan de empleo juvenil y la política económica del Gobierno que paralizó el país y obligó al Gobierno a dar marcha atrás. Más de siete millones de trabajadores secundaron un paro general para la retirada del plan de empleo juvenil y en contra de la política económica del ejecutivo, presidido por Felipe González. El Ejecutivo dio marcha atrás a sus medidas y se produjo el llamado “giro social”.

El 27 de enero de 1994 llegó la tercera huelga general de 24horas (tras una huelga de media jornada el 28 de mayo de 1992) contra los recortes sociales y la reforma laboral. A pesar del éxito de seguimiento el Gobierno no rectificó.

El 20 de junio de 2002, se produjo la cuarta huelga general contra el decreto de reforma de la protección del desempleo del Gobierno de Partido Popular. Aquella huelga sí obligó al Gobierno de José María Aznar a rectificar.

El 29 de Septiembre de 2010 se convocó la última huelga general contra la reforma laboral del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Muchas cosas han cambiado en España desde los Pactos de la Moncloa de 1977. Las reconversiones industriales generalizadas, la hegemonía de los modos de producción postfordistas, el éxito ideológico del neoliberalismo durante los años 80 y tras la caída del muro de Berlín, la tendencia estructural a la precarización del empleo que afecta sobre todo a los trabajadores en situaciones más vulnerables (migrantes, mujeres, jóvenes) y dificulta su afiliación a los sindicatos, así como el desprestigio de éstos entre ciertos sectores sociales, son elementos que están condicionando y redefiniendo las características y las posibilidades de la lucha sindical.

Ahora nos llega la Huelga General del 29M de 2012. Los sindicatos consideran la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP de manera unilateral como “la más regresiva” para los derechos de los trabajadores.

En un contexto de crisis económica global en el que vuelven a cuestionarse las conquistas sociales que conformaron el llamado Estado del bienestar, la huelga general vuelve a plantearse como instrumento de lucha definitivo para defender los derechos sociales, pero plantea a la vez muchas preguntas a propósito de cual ha sido el papel de los sindicatos en la historia de nuestro país en los últimos treinta y cinco años y de las posibilidades de organización y lucha de los trabajadores en un contexto político de conflicto e intereses transnacionales bajo la presión atenta de los mercados financieros y el papel globalizador de los Estados y su gobernanza económica.

Esta será la sexta huelga general de 24 horas de la historia de España y la segunda que se convoca a un Gobierno del PP. En el año 2002, con José María Aznar ya en el Gobierno, CC.OO. y UGT convocaron un paro general llevado para protestar por las medidas de reforma de la protección por desempleo y de la Ley Básica de Empleo aprobadas por el Ejecutivo ‘popular’. Es el turno del Presidente Rajoy dirigiendo un Gobierno neoliberal entrelazado con la política comunitaria actual, a la espera del posible cambio en el modelo francés, que pueda abrir nuevas vías sociopolíticas en la UE. Pero, no es menos cierto, que, es el turno de los trabajadores, de ésos 5,3 millones de desempleados y en aumento (24,6% paro),  muchos de ellos con voz cansada y tristes rostros, pero con una poderosa arma en la recámara del medio plazo: “el voto”. Esperando el futuro desenlace…cada día que transcurre, más aprieta la soga. Vayan ustedes a saber al cuello de quién si del Gobierno, los Agentes Sociales o de la propia sociedad española…!!!

Me faltaba tu II, Sr. Brey (disfrútala). 14/11/2012. Made in Spain. 

!!!Trabajo digno , #STOPdesahucios y Dación Pago contra los cuervos merkelianos!!!   @elsociólogo

Navegador de artículos