elsociólogo

online, offline @elsociologo

Archivar para el mes “enero, 2014”

“Concursus” #On #Off

21604703-una-persona-de-dibujo-y-senala-en-un-enter-para-ganar-ilustracion-chalk

El término concurso proviene del latín concursus. Puede hacer referencia a la concurrencia (en el sentido de un conjunto de personas, la simultaneidad de sucesos, circunstancia o cosas, o la asistencia y participación.

De todas maneras, el uso más común del concepto se refiere a la competencia. Esta competición puede darse entre distintos candidatos que buscan un premio  (por ejemplo, un concurso de preguntas  y respuestas en la TV o en Internet) o entre los aspirantes a ejecutar una obra o brindar un servicio de acuerdo a ciertas condiciones (“El gobierno ha llamado a concurso para la licitación de obra pública”).

Podría decirse, en otras palabras, que un “Concurso” es una reunión organizada de sujetos con capacidad potencial para cumplir con determinados objetivos en una cierta área. En estos casos, el ganador del concurso es elegido por dicha capacidad.

En este sentido, merece la pena destacar que en el caso de España existen multitud de concursos que ya están considerados como programas míticos de la historia de la pequeña pantalla. Así, entre los mismos podríamos hacer mención histórica y actual a “Un, dos, tres responda otra vez”, “El precio justo”, “Cifras y letras”, “Pasapalabra”, “Saber y Ganar”, “¿Quién quiere ser millonario?” o “La Ruleta de la Fortuna”. Dos concursos, estos últimos, que son espacios de gran éxito en muchos países del mundo.

Con el auge del social media y el mundo online, las empresas han visto un nuevo filón para promocionar sus productos o servicios a través de concursos en sus redes sociales. Entre los principales beneficios: mejorar el engagment y fomentar la participación con los usuarios.

Antes de hablar de los tipos de concursos, se debería mencionar, a nivel general, los tipos de participantes en un concurso en redes sociales. A saber:

Clientes de tu marca bien activos en redes sociales. Se han hecho fan y te siguen, y están atentos a tus publicaciones y concursos.

Clientes de tu marca con poca o ninguna actividad en redes sociales. Tal vez dieron Like o Follow hace mucho tiempo, pero parece que no tienen tiempo para seguirte el paso en redes sociales y pocas veces se enteran de tus tuits o mensajes.

Usuarios que no consumen tu producto / no son clientes de tu marca, pero, mágicamente, interactúan contigo de manera activa, cuando estás en medio de concursos o patrocinando eventos.

Los “cazapremios”, con tiempo para participar en todos los concursos posibles, de todas las marcas posibles. En algunos casos, aunque no lo crean, si son clientes de la marca.

¿Quién no ha participado en algún sorteo en Facebook? Pero no sólo en Facebook hay concursos. En Twitter, también encontramos promociones o  Concursos que buscan conseguir más menciones o RTs, en las que podemos participar “tuiteando” alguna frase y mencionando a una marca o utilizando un hashtag creado específicamente para esa ocasión. Como se puede observar,  la población de usuarios potenciales en redes de un concurso puede ser bien variada así como el tipo de concursos: concursos que mezclan lo offline con lo online, o que el enfoque sea más de crear una experiencia en el concurso, o concursos ligados a acontecimientos deportivos o culturales concretos cerrados en la dicotomía espacio/tiempo.

El “Forza, Santander’s Tribute to Scuderia Ferrari”,  los Tweettoys solidarios de  Movistar, el sentimiento de la afición española con su selección de fútbol (LaRoja) o el actual Movistar Real Challenge #MovistarRC  http://bit.ly/Kak7YL constituyen, entre muchos otros, ejemplos significativos de este auge concursal en red, cada día, más interactivo, tecnológico, directo e imaginativo con un usuario que a su vez está  más activo y familiarizado que nunca en el uso diario de las redes sociales.

Likes con foto recorren Facebook, Instagram, Pinterest. La variedad es múltiple y las formas varían en función del ritmo de gustos, deseos, costumbres y experiencias societarias. Al final, esto lo que confirma es que dependiendo del objetivo de tu concurso, así debe ser tu dinámica. Y tú… ¿Todavía no te has apuntado?  @elsociologo

 

¡Miedo Escénico!

cartel

Existen múltitud de tipos de miedo escénico. Según Yagosesky y su autoestima de las palabras sencillas, podemos entender el miedo escénico como “La respuesta psicofísica del organismo, generalmente intensa, que surge como consecuencia de pensamientos anticipatorios catastróficos sobre la situación real o imaginaria de hablar o actuar en público”
De todos nuestros miedos,apunta Zimbardo, el miedo a nuestros semejantes es el más extendido, al punto de que se apodera de la mayoría de las personas cuando se encuentran bajo la mirada o la evaluación (real o supuesta) de los demás. Las manifestaciones de esta ansiedad social aparecen cuando al desear producir en los demás una impresión favorable, se teme el fracaso.
Efectivamente, es muy difícil ganarse la confianza de alguien cuando uno mismo carece de la confianza necesaria.

Eso fue lo que ocurrió en términos deportivos con el Real Madrid allá por 1984 cuando parafraseando la expresión «miedo escénico» de Gabriel García Márquez fue popularizada en España por Jorge Alberto Francisco Valdano Castellanos, más conocido como Jorge Valdano o simplemente Valdano para definir el temor del jugador al saltar al estadio Santiago Bernabéu. Apareció ,por vez primera, con este significado en un artículo del futbolista argentino publicado en La Revista de Occidente.
Ahí están las hemerotecas. Todo comenzó en diciembre de 1984. El Real Madrid y el Anderlecht se enfrentaban en la tercera ronda de la Copa de la UEFA. La ida jugada en Bélgica se saldó con victoria local por 3 a 0. El R. Madrid tenía pie y medio fuera de Europa. Con un Bernabéu volcado, el Madrid se colocaba con 2-0 en apenas 16 minutos, tras los goles de Sanchis y Butragueño.Después marcaría Valdano, acortó distancias Friman y nuevamente Jorge Valdano ponía el 4-1 para llegar al descanso. Las caras de Scifo  y compañía lo decían todo. En la segunda parte dos nuevos goles de Butragueño. Resultado final: 6-1. Fue la primera de muchas y abultadas victorias madridistas. Entonces surgió el futbolista-escritor; “Miedo escénico”. Con esas dos palabras Jorge Valdano resumía el decálogo de las remontadas. “El rival sufrirá por el miedo escénico del Bernabeú”. El miedo escénico era ya una realidad.

Pero más allá de enriquecer el lenguaje futbolístico con una nueva expresión, lo que aquella eliminatoria contra el Anderlecht consiguió fue mucho más importante; dotó al Madrid de un motivo más para ser temido, un motivo más para que el rival temblara en el campo. En definitiva, un motivo más para aumentar su leyenda futbolística.

Pero ahora estamos en 2014. Compañías y organizaciones lanzan originales y divertidas campañas que obligan al lector a pensar, casi de inmediato, que ocurriría si fuesen ellos los afortunados ganadores de un concurso que tiene como premio final el Santiago Bernabéu y su pasión por el Real Madrid. Esa es la nueva propuesta bajo la cual Movistar presenta su “Movistar Real Challenge”. Este reto, además de en España, se hace extensible a buena parte de los países en lo que la compañía telefónica tiene presencia, es decir, México, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Uruguay, Panamá, Nicaragua y Ecuador. En total Movistar reunirá a setenta clientes en el césped del Santiago Bernabéu. Condición sine quanum “ser cliente Movistar”

¿Sufrirán ese miedo escénico los afortunados clientes que resulten premiados en el Movistar Real Challenge? Esperemos que se quede, tan sólo, en una simple sequedad de boca y que se diviertan junto a sus ídolos en un  día, seguro que, para ellos, inolvidable. ¿Miedo? No, gracias. Pasión, tecnología, fútbol y participación social @elsociologo

¡Interactúa, diviértete y participa! #MovistarRC

http://bit.ly/Kak7YL

Navegador de artículos