elsociólogo

online, offline @elsociologo

Archivo para la etiqueta “recesión”

“Semi-Desnatada”

Cualquier persona, grupo u organización que ojee, por simple curiosidad, un informe de las grandes compañías multinacionales sobre la actual situación socioeconómica en España, a buen seguro se encontrará siempre las mismas premisas, bajo indicadores estadísticos  similares, en propuestas tipo; “El riesgo de ruptura del euro se desvanece tras las medidas anunciadas en la UEM”. “Europa necesita un acuerdo político creíble, eficaz y permanente entre países acreedores y deudores”. “En el camino de la sostenibilidad: el esfuerzo fiscal da resultados pero la recesión retrasa el cumplimiento del objetivo de déficit”o “El cumplimiento de la agenda de reformas estructurales, más necesario que nunca”.

Leer estos titulares maquillados, en ciertas partes económicas y en diferentes aspectos sociales, me lleva a recordar el concepto de Jeremy Seabrook en su libro “The Race for Richess” dónde apuntaba; “Los pobres no viven en una cultura diferente de la de los ricos. Deben vivir en el mismo mundo creado para beneficio de los que tienen dinero. Y su pobreza es agravada tanto por el crecimiento económico, como por la recesión y la falta de crecimiento.”

Pero, casualidad o no, parece que los últimos datos del INE publicados respecto a la Contabilidad Nacional respaldan en su totalidad este argumento hábilmente camuflado en el direccionado discurso macroempresarial frente al trabajador. Así, el INE refleja, en sus estadísticas, que desde el comienzo de la crisis en España, las empresas acentúan su ganancia de peso en el reparto de las rentas frente a los trabajadores en los que la pérdida de poder adquisitivo de compra de los trabajadores españoles baja un 4,4% en 2 años (2010-2012). Es decir, las empresas, que son menos que antes de la crisis, se reparten un trozo más grande de la tarta de rentas a costa del trabajador que con el repunte del IPC (combustibles, impuestos, etc) ve mermado, sobremanera, sus ingresos quedándose, casi exclusivamente, solos en la contención de la devaluación interna española. Cómo para no ir a la Huelga que diría un Sindicalista.

Y es que esa Modernidad Líquida, del profesor Bauman, se está convirtiendo, cada día más, en una Modernidad Semi-Desnatada basada  en ese capitalismo pesado y liviano apuntado por Zygmunt Bauman de la siguiente manera:

[…]Los pasajeros del barco del “capitalismo pesado” confiaban (no siempre sensatamente, por cierto) en que los selectos miembros de la tripulación autorizados a subir a la cubierta del capitán llevarían la nave a destino. Los pasajeros podían dedicar toda su atención a la tarea de aprender y seguir las reglas establecidas para ellos y escritas en letra grande en todos los corredores del barco. Si protestaban (o incluso se amotinaban), era contra el capitán, que no llevaba la nave a puerto con suficiente rapidez o que no atendía debidamente a la comodidad de los pasajeros. En cambio, los pasajeros del avión del “capitalismo liviano” descubren con horror que la cabina del piloto esta vacía y que no hay manera de extraer de la misteriosa caja negra rotulada “piloto automático” ninguna información acerca del destino del avión, del lugar donde aterrizará, de la persona que elegirá el aeropuerto y de si existen reglas que los pasajeros puedan cumplir para contribuir a la seguridad del aterrizaje.[…]

Extraigan diferentes conclusiones pero no busquen nunca ningún tipo de respuesta a una solución en poder de  manos ocultas especulativas  bien resguardadas y guarecidas en sus prestigiosas cavernas. Cuando necesiten engordar de nuevo grupos poblacionales para devorar, posteriormente, sus cadáveres, saldrán de nuevo de su periodo de hibernación. No tengan ni la menor duda…

Oswald Spengler nos lo hizo saber en su famosa cita; “El dinero gobierna al caos y sólo el dinero saca provecho del mismo.”

España Semi-Desnatada&Población Semi-Desestructurada: continúa la recesión. @elsociologo

Anuncios

Juventud e Ilusión en recesión

Históricamente, la “sociología de la juventud” ha quedado muy malograda por la tendencia hacia grandes formulaciones de alcance general.

En la perspectiva del ciclo vital (presente en diferentes ciencias sociales), la sociología, muy avezada en «psicoanalizar» el malestar social, ha tenido un interés muy explícito por interpretar las especificidades del rol de joven y la relación entre padres e hijos, en un contexto social de modernidad, de industrialismo y urbanismo en un entorno general de globalización.

 El análisis sociológico, así, versa sobre las distancias entre los logros psicofísicos en la pubertad y el retraso en asunción de responsabilidades sociales plenas. Es decir, plena fuerza física y de líbido sexual versus distancia de reconocimiento social de adultez a causa de la formación escolar general y prolongada, la prioridad de la ocupación laboral estable, el matrimonio como forma de vida en pareja o la preparación del hogar entre otros aspectos.

 Según esta manera de representar el hecho juvenil, en muy poco tiempo los jóvenes conseguirían estatuto de adulto en términos físicos (madurez sexual y plena atribución de fuerza física, principalmente), pero serían expropiados del acceso al mundo de los adultos hasta al cabo de unos años (profesión definida, vivienda propia, matrimonio de elección, nupcialidad formalizada, formación profesional y un largo etcétera por construir).

 Por todo esto, en la perspectiva del ciclo vital se ve un marcado carácter negativo en favor de los roles y estatus de adultez: los jóvenes son pensados desde la indeterminación y la moratoria en la toma de roles. La negatividad, expresada así, tiene dos traducciones: como una compulsión acusadora («¡Qué mal se portan los jóvenes!») o como una compulsión exculpatoria («¡Pobres jóvenes»). En ambos casos, sin embargo, se acaba considerando que el mundo de los jóvenes es extraño al mundo de los adultos: poco comprensible, poco entendedor, poco justificable; desconocido, sin «oficio ni beneficio», sin techo, sin raíces, sin estabilidades. En cualquier caso, ambas concreciones (acusatoria o exculpatoria) respaldan la idea de que los jóvenes forman generaciones en tensión con los adultos.

 La segunda perspectiva sobre juventud se focaliza en el hecho «generacional», sobre todo desde el conflicto entre generaciones de jóvenes y adultos, máxime cuando se eleva la juventud a la categoría de «nueva clase social ascendente y revolucionaria». Ayer mismo, las redes sociales recogían a través de #hastags tipo #12M15M, #12MGlobal, #GlobalRevolution nuevos trending topics (TT) de las diferentes manifestaciones celebradas a escala mundial en defensa y, por supuesto, en conflicto permanente de los derechos sociales societarios, económicos y culturales de nuestra juventud y de diferentes clases sociales indignadas con los actuales sistemas gubernativos, en este tiempo de recesión y perpetua moratoria de los mercados.

 Esta perspectiva de las  “generaciones”, se basa en cuatro aspectos: la descripción de las rupturas, la propuesta de la diferenciación de las subculturas juveniles, la hipótesis entorno del narcisismo radical de los jóvenes y la consideración de la «juventud positiva».

 En resumen, la presentación de la confrontación generacional siempre ha tenido adeptos y mucho eco y una constante: las generaciones de jóvenes parece que están fuera o al margen de la estructura social.

 El entorno social del joven (básicamente constituido por el «grupo de iguales », los grupos de amistad y los referentes culturales) también tiene una presencia importante, al modificar (positivamente o negativamente) las oportunidades y las tomas de decisiones. Los entornos son complejos y muy variables, y su impacto resulta de difícil medida en un país España que, en el momento actual, se encuentra en un periodo de recesión con una tasa disparada del más del 50% de desempleo juvenil.

 La ilusión miles de jóvenes globalizados y localizados por un mundo más justo e igualitario continúa perdurando al igual que perdura su “espíritu de conquista”.

¿Por cuánto tiempo? Difícil, muy difícil respuesta; “el futuro laboral queda en posición de bloqueo”.

Y el tiempo, estimada política, siempre alcanza su “fin”.

Huelgas Generales versus Huelga General

La Historia cronológica de las huelgas generales en España son tan recientes como el periodo de transición española dónde nuestro país recobró la libertad sindical entre los años 1976 -77. Desde entonces, se han convocado 6 huelgas generales de 24 horas (1985, 1988, 1994, 2002, 2010, 2012), una de media jornada (1992) y otra de una hora (1978).

La primera se produjo el 20 de junio de 1985 contra el proyecto de reforma del gobierno de Felipe González que aumentaba el periodo de cálculo de las pensiones de dos a ocho años. Con un seguimiento desigual, provocado por la no participación de la Unión General de Trabajadores, la huelga no logró parar el plan de pensiones.

El 14 de Diciembre de 1988 se produjo la huelga más recordada de la historia reciente, contra el plan de empleo juvenil y la política económica del Gobierno que paralizó el país y obligó al Gobierno a dar marcha atrás. Más de siete millones de trabajadores secundaron un paro general para la retirada del plan de empleo juvenil y en contra de la política económica del ejecutivo, presidido por Felipe González. El Ejecutivo dio marcha atrás a sus medidas y se produjo el llamado “giro social”.

El 27 de enero de 1994 llegó la tercera huelga general de 24horas (tras una huelga de media jornada el 28 de mayo de 1992) contra los recortes sociales y la reforma laboral. A pesar del éxito de seguimiento el Gobierno no rectificó.

El 20 de junio de 2002, se produjo la cuarta huelga general contra el decreto de reforma de la protección del desempleo del Gobierno de Partido Popular. Aquella huelga sí obligó al Gobierno de José María Aznar a rectificar.

El 29 de Septiembre de 2010 se convocó la última huelga general contra la reforma laboral del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Muchas cosas han cambiado en España desde los Pactos de la Moncloa de 1977. Las reconversiones industriales generalizadas, la hegemonía de los modos de producción postfordistas, el éxito ideológico del neoliberalismo durante los años 80 y tras la caída del muro de Berlín, la tendencia estructural a la precarización del empleo que afecta sobre todo a los trabajadores en situaciones más vulnerables (migrantes, mujeres, jóvenes) y dificulta su afiliación a los sindicatos, así como el desprestigio de éstos entre ciertos sectores sociales, son elementos que están condicionando y redefiniendo las características y las posibilidades de la lucha sindical.

Ahora nos llega la Huelga General del 29M de 2012. Los sindicatos consideran la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP de manera unilateral como “la más regresiva” para los derechos de los trabajadores.

En un contexto de crisis económica global en el que vuelven a cuestionarse las conquistas sociales que conformaron el llamado Estado del bienestar, la huelga general vuelve a plantearse como instrumento de lucha definitivo para defender los derechos sociales, pero plantea a la vez muchas preguntas a propósito de cual ha sido el papel de los sindicatos en la historia de nuestro país en los últimos treinta y cinco años y de las posibilidades de organización y lucha de los trabajadores en un contexto político de conflicto e intereses transnacionales bajo la presión atenta de los mercados financieros y el papel globalizador de los Estados y su gobernanza económica.

Esta será la sexta huelga general de 24 horas de la historia de España y la segunda que se convoca a un Gobierno del PP. En el año 2002, con José María Aznar ya en el Gobierno, CC.OO. y UGT convocaron un paro general llevado para protestar por las medidas de reforma de la protección por desempleo y de la Ley Básica de Empleo aprobadas por el Ejecutivo ‘popular’. Es el turno del Presidente Rajoy dirigiendo un Gobierno neoliberal entrelazado con la política comunitaria actual, a la espera del posible cambio en el modelo francés, que pueda abrir nuevas vías sociopolíticas en la UE. Pero, no es menos cierto, que, es el turno de los trabajadores, de ésos 5,3 millones de desempleados y en aumento (24,6% paro),  muchos de ellos con voz cansada y tristes rostros, pero con una poderosa arma en la recámara del medio plazo: “el voto”. Esperando el futuro desenlace…cada día que transcurre, más aprieta la soga. Vayan ustedes a saber al cuello de quién si del Gobierno, los Agentes Sociales o de la propia sociedad española…!!!

Me faltaba tu II, Sr. Brey (disfrútala). 14/11/2012. Made in Spain. 

!!!Trabajo digno , #STOPdesahucios y Dación Pago contra los cuervos merkelianos!!!   @elsociólogo

Navegador de artículos