elsociólogo

online, offline @elsociologo

Archivar en la categoría “empleo”

El porqué de los cambios sociológicos en los espacios urbanos

telos_93_portadaFundación Telefónica acaba de actualizar su catálogo online de publicaciones. Todos estos libros pertenecen a la colección Fundación Telefónica/Ariel, una biblioteca online, cada vez más completa, que supera ya los noventa títulos desde que se creó en 2006. Ahora pueden descargarse aquí de forma gratuita tanto en formato PDF como EPub y la mayoría están bajo licencia Creative Commons lo que permite difundir libremente sus contenidos, proporcionando un acceso más universal al conocimiento.

En esta colección destaco el número 93 de la Revista TELOS que lleva por título ‘Espacios urbanos y TIC: transformaciones recíprocas’. Coordinado por el antropólogo argentinomexicano Néstor García Canclini, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México, en su call for papers se explicita la demanda necesaria de un acercamiento interdisciplinar en el seno de las ciencias sociales, desde la comunicación o los estudios culturales, hasta la sociología o la antropología, para entender los profundos cambios contemporáneos que está experimentando el espacio urbano. En la publicación también participan autores de la categoría de Israel V. Márquez, Francisco Cruces, Fernando Monge, Rosalía Winocur, André Dorcé o Rossana Reguillo.

Anuncios

“Competitividad”

competitividad(1)

En sociología, el paradigma de la competitividad se asocia a dos principios claves, la libertad individual y la racionalidad del actor. La sociedad no es algo que esté afuera de los individuos en forma de estructuras, de normas y de valores a integrar. Si bien la reflexión social basada en el paradigma de la competencia no niega la existencia de las estructuras supra individuales, rechaza la idea de que estas sean determinantes de la acción y la subjetividad de los individuos. Más aún, el objeto de estudio más relevante para la sociología no sería tanto el sistema, establecido en gran parte por las estructuras, sino las estrategias del individuo para reaccionar, aprovechar, soportar y/o modificar las influencias del medio hostil.

En el campo de la intervención social los principios sociales y económicos de la política y el trabajo social se ven fuertemente cuestionados por el paradigma de la  competitividad. En efecto, si se analizan los fundamentos de este paradigma se concluye que ellos desconfían de la existencia misma de la intervención en la sociedad. La intervención social basada en el paradigma de la competencia presupondrá entonces la necesidad de potenciar la acción racional y el uso de la libertad en el individuo.

 Surge, entonces, el concepto de empresa. La empresa, como institución social modelo del paradigma de la competitividad representa otros elementos de la modernidad como son, por un lado, la producción en masa y la estandarización del consumo, y por otro, la organización racional de los recursos y la explicitación absoluta de fines: la empresa tiene como objetivo rentabilizar el capital y quienes trabajan en ella lo hacen para que la empresa llegue a ser más productiva. Tal como lo expresa Touraine, “la empresa no será más considerada como la expresión concreta del capitalismo; al contrario, aparece cada vez más como una unidad estratégica sobre un mercado competitivo y como un agente de utilización de nuevas tecnologías (…)

 En la actual coyuntura mundial, y en la mayor parte de las propuestas de desarrollo y de políticas sociales, la empresa privada se legitima frente a la sociedad como institución fundante, en tanto aporta valores considerados esenciales y los exporta al resto de la sociedad. Rozando los 6 millones de parados; ¿Alcanzaremos en España ese grado de competitividad social y empresarial o seguiremos sumergidos en los paradigmas de la alineación y el conflicto político permanente? Le cedo su turno de palabra, Sr. Brey. Dispone de 3 años para ejercerlo y hacer de esta sociedad un ejemplo de paradigma de la competitividad y del reencuentro con nuestro anhelado “Estado del Bienestar”. Cronómetro en marcha… @elsociólogo

 

Tormentas

 

La “tormenta de ideas” (ausente en las políticas de muchos de los actuales gobiernos)  es una técnica básica de trabajo en grupo que se utiliza con el fin de generar multitud de ideas en un corto periodo de tiempo. Con esta técnica se aprovecha la capacidad creativa y de innovación de los participantes. Esta técnica se puede utilizar en cualquiera de las etapas del proceso de mejora y resolución de problemas (resolver problemas, analizar las posibles causas, buscar soluciones alternativas, etc.).

Para que estas reuniones resulten un éxito es importante que las personas se puedan expresar con libertad, evitando las críticas hacia los demás y las discusiones. Se debe aceptar todo tipo de ideas, por muy absurdas que parezcan; lo importante es la espontaneidad.

Para llevar a cabo una sesión de tormenta de ideas es necesario que exista un líder o moderador, y que será el que coordine las siguientes fases: definición del tema, reflexión, emisión de ideas, análisis y selección de ideas.

El moderador inicia un debate con el fin de seleccionar las ideas que mejor resuelvan el problema planteado. Aquí es importante intentar buscar el acuerdo. Para facilitar el trabajo es conveniente agrupar las ideas y eliminar las duplicadas y las que parezcan inviables.

En el caso de que no se llegue a un acuerdo sobre el resultado se puede proceder a una votación.

En el 2015, está fechada una en España y, sin duda, será la más importante a la vista de acontecimientos negativos que afectan directamente al bienestar ciudadano. Los pésimos resultados de paro facilitados, hoy mismo, por la Encuesta Población Activa (EPA) reflejan muy bien la actual situación del mercado laboral español.

La sociedad se está resquebrajando paulatinamente mientras que observa con estupor y desánimo las numerosas tormentas que agitan sus actuales sistemas de calidad de vida: tormentas sociales, tormentas económicas, tormentas financieras, tormentas mercantiles, tormentas sindicales, tormentas educativas, tormentas culturales, tormentas sanitarias, tormentas gubernativas, tormentas empresariales, tormentas bursátiles, tormentas institucionales, tormentas organizacionales, tormentas formativas,tormentas psicológicas, tormentas medioambientales, tormentas naturales. Tormentas. En el Ojo del Gran Huracán de la Tormenta Especulativa”. Hagan sitio.

Navegador de artículos