elsociólogo

online, offline @elsociologo

“Identidad”

1368689703_0

“Uno sólo investiga a fondo el valor de algo cuando se desvanece ante nuestros ojos, cuando desaparece o se desmorona.
En la situación actual, no hay mucho que nos haga albergar esperanzas en las posibilidades del patriotismo constitucional. En cuanto a la fuerza centrípeta del Estado para anular el empuje centrífugo de intereses y preocupaciones relacionados con colectivos autorreferenciales, sectoriales, locales y otras particularidades, el Estado debe ser capaz de ofrecer algo que no se puede obtener con tanta eficacia a niveles inferiores, y atar los cabos de una red de seguridad que de lo contrario quedarían colgando sueltos.
El gobierno estatal es una dirección postal a la que los moradores de una sociedad cada vez más privatizada y desregulada es improbable que envíen sus quejas y estipulaciones. Les han dicho una y otra vez que confíen en su propio ingenio, en sus habilidades y diligencia, que no esperen salvación desde arriba: si tropiezan o se rompen las piernas en su camino individual a la felicidad es culpa suya, consecuencia de su propia indolencia y pereza. Puede que les excusen por pensar que los que detentan el poder se han lavado las manos de toda responsabilidad por la suerte que corren (contando con la excepción posible de encarcelar a los pederastas, de limpiar las calles de merodeadores, de holgazanes, de mendigos y de otros indeseables, y de tender redadas a sospechosos de terrorismo antes de que se conviertan en terroristas de verdad). Se sienten abandonados a sus propios recursos -absolutamente inadecuados- y a su propia iniciativa gravemente confundida.
¿Y qué soñarán o harán, en el caso de que les den oportunidad, estos abandonados, desocializados y pulverizados individuos solitarios? Una vez cerrados los grandes puertos o arrancados los rompeolas que les proporcionaban seguridad, los desventurados marinos se inclinarán por crear y cercar sus propios puertitas donde poder anclar y depositar sus afligidas y frágiles identidades.
Al no confiar ya en la red de navegación pública, vigilarán celosamente el acceso a estos puertos privados de cualquier intruso. Para las mentes sensatas no hay misterio alguno en el espectacular crecimiento del fundamentalismo. Es todo menos desconcertante o inesperado. Heridos por la experiencia del abandono, los hombres y mujeres de nuestra época sospechan que son las piezas del juego de otro.”  Zygmunt Bauman.

La identidad es un sueño de una absurdidad patética. Se sueña con ser uno mismo cuando no se tiene nada mejor que hacer que diría Jean Baudrillard. Al final, todo se resume en un simple sueño identitario…@elsociologo

 

“Home, hogar dulce hogar.” Acciones de co-branding que rompen fronteras

home-hogar-dulce-hogar-1024x576Incrementar las sinergias entre empresas está en boga desde hace algunos años, sobre todo con la llegada de la crisis. Que dos marcas se asocien para trabajar juntas y llevar a cabo un proyecto comunicacional que les reporte visibilidad y rentabilidad en sus productos no es nada nuevo. Un clásico win-to-win con el que ambas partes implicadas pretenden verse beneficiadas. A eso se le llama co-branding y proliferó ya en los años 90.

En los últimos tiempos han recurrido a esta técnica empresas como Marcilla y Philips al objeto de crear un nuevo concepto de cafetera monodosis, o Nike y Apple para lanzar sus zapatillas inteligentes, entre otras tantas empresas de sectores y áreas totalmente diferentes. Una de las últimas uniones puntuales ha roto fronteras y la han llevado a cabo la internacional de la animación 20th Century Fox-Dreamworks y la nacional hortofrutícola Naranjas Torres para la presentación en España de la película Home, hogar dulce hogar.”

Debido al carácter familiar e infantil del producto, ambas empresas se han aliado para dar difusión y acercar a grandes y a pequeños la divertida historia del irritantemente optimista alienígena Oh y de la irreverente y testaruda adolescente Tip, embarcados en una aventura rocambolesca que les llevará a recorrer medio mundo. Con este fin, la empresa valenciana ha regalado durante semanas packs de productos Home a través de su Facebook y ha animado a los consumidores más naranjeros a participar en el sorteo de un viaje para cuatro personas – dos adultos y dos niños – a París.

Diferentes formas de trabajar el co-branding, pero siempre con una idea en mente: que la unión hace la fuerza. Y más cuando hay venta de buenos productos de por medio. @elsociologo

“El Dardo”

_17-1008095353

Tal vez porque la vida es un simple juego que nadie sabe como ganar, la justamente necesitada y práctica  Wikipedia se refiere al juego de dardos como un juego que se practica individualmente o por equipos, y que consiste en lanzar tres dardos alternativamente cada jugador a hasta completar una puntuación determinada o alcanzar unos determinados una serie de veces también determinada, según la variante del juego a la que se esté jugando.

La primera vez que se mencionan los dardos en los libros de historia fue en 1314. Entre batalla y batalla los soldados aburridos, lejos de sus mujeres, novias y amantes, se ocupaban en otros menesteres, uno de los cuales era competir entre ellos lanzando astillas u otros materiales punzantes a las tapas de los barriles de vino. Posteriormente utilizaron la sección de un tronco de árbol colgado entre unas ramas. Los mismos círculos concéntricos de la madera servían para definir las diferentes puntuaciones. Durante mucho tiempo le consideraron como un deporte practicado por los militares. Era muy apreciado ya que mantenía la puntería de los soldados, entrenando el lanzamiento de armas ligeras contra el enemigo.

La historia de los dardos en España empezó en los años 60, cuando comenzó el boom turístico en las zonas costeras españolas. En muchos locales con asiduos clientes ingleses, o que incluso los dueños eran ingleses, se empezaron a colocar dianas para entretenimiento de los clientes. En poco tiempo ya se iniciaban algunas pequeñas ligas locales, con la finalidad de que los clientes fueran conociendo a otros jugadores, y empezara a subir el nivel de juego.

No obstante, la mayor difusión de este juego vino con la invención de las dianas electrónicas en Estados Unidos, en los años 80 (hasta los 90 no llegaron a España), que simplificó mucho el juego, ya que la diana electrónica lleva automáticamente la puntuación, sin necesidad de tener que usar papel y bolígrafo como en las dianas tradicionales o “de pelo”. Aquí aparece como gran novedad el juego virtual y de largas distancias dónde, a modo de ejemplo, un jugador en LEliana Valencia (España) compite con otro de Sidney (Australia) desmontando casi al completo el sistema interactivo luhmanniano que viene a significar lo siguiente; solían jugar a los dardos mientras tomaban unas cervezas para dar paso a un sistema de sociedad mundial interdependiente que comprende todas la formas de comunicación posibles pero que impide la comunicación física y presencial de personas que interactúan sin conocerse para significar que solo la comunicación comunica y no las personas.

Aunque, que duda cabe, existen otro tipo de armas arrojadizas, azagayas y venablos, es decir se contemplan otro tipo de dardos mucho más actuales e interesantes dónde la “teoría de sistemas” de Luhmann o el sistema social parsoniano se descontextualizan en un mundo virtual de un simple juego dardos. Y ahí, nos chocamos de bruces con  el dardo de nuevas formaciones políticas que pueden quebrar un sistema electoral bipartidista (caso español), con el dardo de la mediocridad política con escasas altura de miras, con el dardo de un big bang estropeado, con el dardo de la pobreza y la exclusión social, con  el dardo de la inmensidad y desconocimiento universal o qué decir del dardo de la corrupción o de el dardo fluctuante de nuestros amables mercados financieros. No quiero olvidarme de el dardo de la codicia y la falsa oratoria, de el dardo del desempleo o  de el dardo religioso y guerrero en subguerras planetarias crueles y absurdas. Cada cual que elija su “dardo favorito” y lo lance sobre el centro de la diana de nuestro enigmático e incierto destino societario.

Llegados a este punto, vuelvo casi sin quererlo al mundo fantástico e ilusorio Tolkieniano dónde ”El dardo” aguijón (Sting) es el nombre de un arma ficticia  del universo imaginario que aparece en El Hobbit y El Señor de los Anillos. Se trata de una daga élfica recogida por el hobbit Bilbo Bolsón de una cueva de Trolls al principio de su viaje con los Trece Enanos y Gandalf el Gris camino de la Montaña Solitaria. Del destino de Dardo nada se dice en la Cuenta de los Años sin saber si permanece en el Museo de Cavada Grande, o si es llevada al otro lado del mar por Sam en la Cuarta Edad del Sol. Nadie sabe, entonces, dónde descansa, a modo de Santo Grial, el afamado y enigmático“dardo”

Aunque si regreso al mundo real y, a la vez virtual, observo que Usted/es eligen el dardo y la realidad virtual juega sin mediar conflicto presencial ni palabra escrita. Solo el táctil tembloroso de nuestras inquietas manos buscando pulsar teclas interactivas para que de comienzo un nuevo, desconocido y multitudinario juego en grupo y, por descontado, en solitario…

De punta de acero, de plástico o electrónicos, 301, 501, 701, cricket, high score, contabilización, round the clock o Killer? De momento, ¡Otra cerveza Camarero! Y cóbrele al australiano, que este 501 lo he ganado yo.

¿Hace una nueva partida?  #On @elsociologo

 

Las reglas del método sociológico (fragmento)

durkheim_emile

 

images

Consideramos los hechos sociales como cosas, pero como cosas sociales. El tercer rasgo característico de nuestro método es el de ser exclusivamente sociológico. Con frecuencia ha parecido que estos fenómenos, a causa de su gran complejidad, o bien eran refractarios a la ciencia, o bien no podían entrar en ella más que reducidos a sus condiciones elementales, sean físicas, sean orgánicas, es decir, despojados de su naturaleza propia. Nos hemos dedicado, por el contrario, a establecer que era posible tratarlos científicamente sin quitarles nada de sus caracteres específicos. Incluso nos hemos negado a identificar esta inmaterialidad sui generis que los caracteriza con la ya compleja de los fenómenos psicológicos; con mayor razón nos hemos prohibido subsumirla, como la escuela italiana, en las propiedades generales de la materia organizada. Hemos hecho ver que un hecho social sólo se puede explicar por otro hecho social y al mismo tiempo hemos mostrado cómo es posible este tipo de explicación, señalando el medio social interno como el motor principal de la evolución colectiva. Por lo tanto, la sociología no es aneja de ninguna otra ciencia; es ella en sí misma una ciencia distinta y autónoma; el sentimiento de lo que tiene de especial la realidad social es incluso tan necesario al sociólogo que sólo una cultura especialmente sociológica puede preparar para la comprensión de los hechos sociales.  Emile Durkheim

“Hecho social-sociedad, la unidad de análisis primordial de la #sociología”. ¡Curiosa individualidad! @elsociologo

“Carta a Karl Marx” (fragmento)

proudhon

Busquemos juntos, si usted quiere, las leyes de la sociedad, el modo por el que esas leyes se realizan, el progreso por el que llegamos a descubrirlas. Pero, ¡por Dios!, después de haber demolido todos los dogmatismos a priori no soñemos, por nuestra parte, con adoctrinar al pueblo; no caigamos en la contradicción de su compatriota Martín Lutero, quien, después de haber derribado la teología católica, se puso enseguida, con grandes refuerzos de excomuniones y anatemas, a fundar una teología protestante. Desde hace tres siglos Alemania no se ocupa de otra cosa que de destruir la revocadura hecha por Lutero; no vayamos a preparar nuevas tareas para el género humano con otras capas de yeso. Aplaudo de todo corazón su idea de esclarecer todas las opiniones, hagamos una polémica buena y leal, demos al mundo el ejemplo de una tolerancia sabia y previsora pero, precisamente porque nosotros estamos a la cabeza del movimiento, no nos hagamos jefes de una nueva intolerancia, no nos la demos de apóstoles de una nueva religión, aunque ésta sea la religión de la lógica, la religión de la razón. Acojamos y alentemos todas las protestas; demostremos todas las exclusiones, todos los misticismos; nunca consideremos una cuestión como agotada y, cuando hayamos gastado hasta el último argumento, volvamos a comenzar, si es necesario, con la elocuencia y la ironía.PierreJoseph Proudhon

Da la impresión de que la historia tenía que emborrachar primero a todo su pueblo para luego despertarlo de su estupidez hereditaria como diría Marx en sus artículos periodísticos @elsociologo

 

¿Está cambiando el rol del hombre en los anuncios de televisión?

La televisión es un medio de comunicación de masas de tipo unidireccional, donde el espectador sólo recibe información pero no puede ser partícipe de ella aunque, últimamente, cada vez son más los programas que buscan la participación activa a través de mensajes desde móviles, hashtags en Twitter o llamadas en directo al programa. A pesar de esa barrera son muchos los sociólogos que consideran a este medio como el más influyente en el comportamiento social.

Llevo unos días analizando programas y, especialmente, anuncios publicitarios que se suceden en la programación. El objetivo era tratar de detectar cómo están cambiando algunos roles. El pasatiempo favorito de muchos ciudadanos pasa por ver la televisión y desde que el aparato en cuestión se convirtió en instrumento habitual de las hogares está claro que ha traído consigo importantes cambios en la sociedad.

Llego a la conclusión -salvo en contadísimas excepciones- que atrás han quedado aquellos anuncios tachados de machistas por algunos en los que la mujer era el foco de la publicidad de productos vinculados a las tareas del hogar mientras el hombre aparecía en los anuncios de coches.

El hombre, poco a poco, ha ido cogiendo peso en las tareas domésticas y cada vez son más las empresas de productos de alimentación y supermercados que, con talento y creatividad, elaboran campañas de publicidad en las que sitúan a ellos como protagonistas de sus anuncios. Estos son sólo algunos ejemplos.

1.- Supermercados DIA: #elDiadeÁngel

La cadena de Supermercados DIA ha apostado por dar un giro a su estrategia publicitaria y poner en valor a sus clientes. Para ello ha escogido a Ángel, quien espera las visitas esporádicas de sus dos hijas. Ellas saben lo bien que cocina su padre y por eso nunca se olvidan de pedirle unos espaguetis boloñesa que harían relamerse a cualquier crítico de cocina. Por cierto, es él quien acude a hacer la compra.

2.- Findus: #senotaladiferencia

Findus ha contado con el chef Diego Sáenz Solano para su reciente campaña televisiva. Bajo el claim: “Un microondas, tres minutos y tus verduras listas al vapor”, la compañía presentó así su nueva gama de verduras para cocinar al vapor en el microondas. En el anuncio ella espera en la mesa a que el varón termine de preparar la comida.

3.- Danone: #temerecesunyogurazo

El protagonista principal de la campaña es el actor Hugo Silva aunque se entremezcla una secuencia de una pareja mayor después de comer en la que ella le dice: “Cariño, cada vez cocinas mejor” y el responde lanzándole un beso al aire. El lema de la marca es: “Por cuidarla como el primer día te mereces el mejor yogur griego del mundo”.

4.- President: #cenasdepicoteo

Ambientado en París, el hombre llega a casa y avisa a sus hijos de que su madre se retrasará así que será él quien prepare la cena. La hija protesta: “¡Jo, papá siempre hace lo mismo!”. La solución la tiene Françoise, el vecino, que en un abrir y cerrar de ojos les brinda “una cena de picoteo”, como él mismo describe. Cuando llega la mujer su reacción, sorprendida es: “Vaya esta cena no me la esperaba”.

La televisión tiene una influencia muy grande, ya que podemos ver que buena parte de nuestras ideas y creencias provienen de lo que hemos visto en ella. A veces -como es el caso que nos ocupa- el papel que ejerce la televisión es positivo, ampliando nuestro concepto del hombre y su rol en la familia, aunque es cierto que la mayoría de las veces la influencia es negativa (falta de comunicación, violencia, consumismo…).

Alguien dijo… No hay riesgo en dejar que todo el mundo haga lo que quiera cuando se está seguro de conseguir que se quiera aquello que uno pretende que se haga.

“Sobre la televisión”, Barcelona, Anagrama, 1997, 140 pp de Pierre Bourdieu no les dejará indiferentes.  @elsociologo

“Sesgo” #concepto

sesgo-100120101658-phpapp01-thumbnail-4

En la investigación en general, se persigue la validez, precisión y confiabilidad de la medición. Sin embargo, la mayoría de las observaciones de un fenómeno variarán según las circunstancias en las que se miden en cuanto que los errores pueden surgir de las siguientes fuentes: sujeto u objeto que será medido, instrumento de medición y observador o persona(s) que efectúan la medición. En cualquier caso, la validez del conocimiento derivado de cualquier estudio social dependerá, en gran medida, de la ausencia de error y de la capacidad de estimar o predecir el parámetro verdadero en la población objeto de estudio.

En estadística, “sesgo” se refiere a la diferencia entre el valor promedio de un estimador, calculado con múltiples muestras al azar, y el verdadero valor del parámetro que busca estimar. El error sistemático también recibe el nombre de sesgo y llega a presentarse aún en la investigación más rigurosa, siendo su efecto  difícil de evaluar y, por tanto de corregir.

Dependiendo de la etapa del estudio en que se originan, los sesgos que interfieren con la validez interna de un estudio se clasifican en tres grandes grupos: a) los sesgos de selección, que se refieren a los errores que se introducen durante la selección o el seguimiento de la población en estudio; b) los sesgos de información, que son errores en los que se incurre durante los procesos de medición en la población en estudio, y c) los sesgos de confusión, que se originan por la imposibilidad de asignar la exposición de manera aleatoria en los estudios observacionales y que básicamente se originan por una no comparabilidad de los grupos en estudio.

Los sesgos de selección son errores sistemáticos que se introducen durante la selección o el seguimiento de la población en estudio y que propician una conclusión equivocada sobre la hipótesis en evaluación. Los errores de selección pueden ser originados por el mismo investigador o ser el resultado de relaciones complejas en la población en estudio que pueden no ser evidentes para el investigador y pasar desapercibidas.

El sesgo de información se refiere a los errores que se introducen durante la medición de la exposición, de los eventos u otras covariables en la población en estudio, que se presentan de manera diferencial entre los grupos que se comparan, y que ocasionan una conclusión errónea respecto de la hipótesis que se investiga.

El sesgo de confusión puede resultar en una sobre o subestimación de la asociación real. Existe sesgo de confusión cuando observamos una asociación no causal entre la exposición y el evento en estudio o cuando no observamos una asociación real entre la exposición y el evento en estudio por la acción de una tercera variable que no es controlada. Esta(s) variable(s) se denomina(n) factor(es) de confusión o confusor(es). Los resultados de un estudio estarán confundidos cuando los resultados obtenidos en la población en estudio apoyan una conclusión falsa o espuria sobre la hipótesis en evaluación, debido a la influencia de otras variables, que no fueron controladas adecuadamente ya sea durante la fase de diseño o de análisis.

Sackett elaboró un catálogo en el que incluye alrededor de 50 sesgos que pueden concurrir durante la conducción de una investigación. Rothman define el error aleatorio como “aquella parte de nuestra experiencia que no podemos predecir”. Para Mausner y Bahn, el error sistemático, o sesgo, es la diferencia entre un valor observado y el verdadero valor debido a todas las causas menos la variabilidad del muestreo.

El error sistemático puede surgir de innumerables fuentes, incluyendo factores involucrados en la selección o reclutamiento de la población de estudio y los factores involucrados en la definición y medición de las variables de estudio. Lo inverso del sesgo es la validez, también un atributo deseable.

Los sesgos más frecuentes se producen, por tanto, en la evaluación del resultado, en la calidad de la información, en el seguimiento, en la falta de respuesta, en el sesgo del entrevistado o en el sesgo del observador.

Fuentes del Centro Investigaciones Sociológicas (CIS) manifestaban hace poco en el Diario ABC @abc_es  que “Las encuestas no quieren acertar, sino marcar tendencias. Son un producto libre, que se crea en un escenario muy volátil”. Su afirmación es tan difusa e inconcreta que se podría contrarrestar fácilmente con la cita del poeta Nicanor Parra  para poder hacernos una idea de la volatilidad e incertidumbre general del sistema electoral español y de sus respectivos votantes: “Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona.”

El artículo 135, la corrupción generalizada, los liderazgos invisibles y el tú más, el desempleo y la exclusión social, los recortes infinitos en el sistema de Bienestar Social made in Spain. Fútbol, amaños y Champions League. Marca España, Troika, Draghi, España va bien, etc, etc. Todo este conjunto y bloques situacionales están inscritos en el subconsciente societario español y, que duda cabe,  conducen al sesgo desorientativo, dónde nadie realmente conoce pero si pronostica (interés/producción/dinero) el verdadero impacto de los futuros resultados electorales 2015 en el sistema democrático español.

Año de nieves, año de bienes o si se prefiere año electoral año sesgado. Y es que saben sus señorías que el que esté libre de pecado que tire del primer sesgo…

Ya lo apuntaba Jean Giraudoux “Sólo se reconoce el error cuando todo el mundo lo comparte.”

“Alicia en El País De las Maravillas y Mariano en El País del Sesgo“. #concepto @elsociologo

 

Recursos y… ¿Aptitudes? Actitud

el-poder-de-la-actitud

Todas las personas tienen un importante potencial constituido por las capacidades y habilidades con las que nace y las que desarrolla y las que adquiere a lo largo de su vida. Ese potencial está en relación directa con todo lo que nuestro cerebro nos permite hacer, pero en la misma medida también depende de nosotros mismos, de cada uno de nosotros, nuestra personalidad, experiencias y vivencias. Después también debemos tener en cuenta a las personas que conocimos y con las que nos relacionamos a lo largo de nuestras vidas, las que nos acompañan, las que nos encontramos, las que nos educaron, las que nos amaron y a las que amamos Pasado, presente y futuro, experiencias, sentimientos, relaciones, e incluso la forma en la que sentimos y vivimos cada experiencia forma parte de cómo somos y de lo que hacemos con ese potencial.

Pero siempre en primer plano, y pase lo que pase, somos nosotros los que lo poseemos: cada uno de nosotros, todos. Una parte importante de ese potencial se utiliza día a día, se detecta, identifica y aprovecha de forma práctica y cotidiana. Es lo que nos permite aprender, tomar decisiones, actuar y relacionarnos con los demás. Es esa parte de nuestro cerebro que siempre, o casi siempre, está funcionando.  Ese aprovechamiento del potencial humano es lo que llamamos recursos naturales del individuo . Todos los tenemos y prácticamente desde el primer instante de nuestro nacimiento iniciamos su aprovechamiento. A veces con un gran esfuerzo y otras veces casi sin darnos cuenta, vamos generando recursos, aprendiendo a hablar y a expresarnos, a ver y comprender el mundo que nos rodea, a encontrar y contactar con otros. Aptitudes y actitudes.  Otra parte de ese potencial lo intuimos. Sabemos que está ahí porque constantemente vemos su rastro, ya sea en nosotros mismos o en otras personas. Es lo que habitualmente conocemos como aptitudes.

Es decir, las tendencias naturales que una persona tiene para realizar determinadas actividades con mayor acierto que los demás. Las aptitudes son, en realidad, una manera intuitiva de aplicar y utilizar ese potencial en una actividad concreta. Cuando el aprovechamiento del potencial coincide con un trabajo o profesión lo bautizamos como vocación. Sin embargo, no todos llegamos a identificar, o darle salida a nuestro potencial en forma de aptitud o vocación, quizá porque no a todos les aflora a la superficie de forma evidente, o quizá porque no todo el mundo tiene los medios suficientes para hacerlo aflorar o bien se encuentra sumergido en un sistema sin aptitud real de mercado. Pero sería un error limitar el potencial humano a las aptitudes y la vocación. El motivo es sencillo: aunque sólo unos cuantos poseen o encuentran eso que llamamos aptitudes o vocación, el potencial es algo tan común y natural como tener cerebro y saber utilizarlo.

¿Saber utilizarlo? No, no se trata de una ironía malintencionada, sino de una sutil realidad. Todos tenemos un pequeño, pero extraordinario, cerebro humano en nuestra cabeza, y sólo por el hecho de estar ahí, ya está funcionando. El hecho de tener cerebro y que funcione no es lo mismo que saber utilizarlo. El actual Gobierno español sabe perfectamente de que estamos hablando; 5.800.000 parados durante 3 largos años ¿Aptitudes? No gracias, Empleo. Actitudes @marianorajoy actitudes… @elsociologo

“Necesidades”

necesidades

El gran psicólogo humanista Abraham Maslow (1954) planteó en su libro “Motivación y Personalidad”,  el concepto de la Jerarquía de Necesidades. Según Maslow, el hombre será plenamente feliz, en la medida que cubra todas sus necesidades, incluyendo la de autorrealización. Cuando alguien realiza alguna actividad imprimiéndole su toque personal, está satisfaciendo su necesidad de autorrealización.  Así pues, dentro de esta estructura, al ser satisfechas las necesidades de determinado nivel, el individuo no se torna apático sino que más bien encuentra en las necesidades del siguiente nivel su meta próxima de satisfacción.  Cuando un hombre sufre de hambre lo más normal es que tome riesgos muy grandes para obtener alimento, una vez que ha conseguido alimentarse y sabe que no morirá de hambre se preocupará por estar a salvo, al sentirse seguro querrá encontrar un amor, etc. El punto ideal de la teoría de Maslow sería aquel en el cual el hombre se sienta “autorrealizado” pero esto es muy raro, se podría decir que de cada 100 personas, solo una, casi  llega a la plena realización.

De acuerdo con la estructura ya comentada, las necesidades identificadas por Maslow son:

Necesidades básicas: las necesidades básicas  se refieren a la supervivencia física: alimento, líquido, aire, sueño, refugio, etc.

Necesidades de seguridad: el ser humano necesita sentir que su medio es estable, previsible, ordenado, un lugar donde pueda sentirse seguro.

Necesidades de seguridad: el ser humano necesita sentir que su medio es estable, previsible, ordenado y en el que pueda sentirse seguro.

Necesidades de amor y pertenencia: Maslow afirma que una vez satisfechas las necesidades anteriores, “la persona sentirá hambre de nexos, de afecto con la gente en general, en especial de obtener un lugar en su propio grupo; así se esforzará animosamente por lograr dicha meta ”

Necesidades de aprecio: las necesidades de aprecio comprenden tanto la autoestima como el respeto y estimación por parte de otros.

Las necesidades de autoestima: se refieren a la confianza en si mismo. El sentido de competencia, pericia, suficiencia.

Las necesidades de respeto por parte de otros: incluye el reconocimiento, prestigio, estatus y aceptación por parte de otros.

Necesidad de autorrealización. Maslow ha descrito esta necesidad como “el deseo de llegar a ser todo lo que uno es capaz”. La necesidad de autorrealización surge por lo general después de haber satisfecho razonablemente las necesidades de amor y estimación.

Lo que se necesita, además de las necesidades apuntadas en la Teoría de las Necesidades de Maslow, son los “valores” necesitados de necesidades. Valores en que todos estemos de acuerdo con determinados procedimientos. Hay que llegar a consensos y compromisos nuevos. Si reflexionamos más profundamente, vemos que las soluciones técnicas no serán suficientes en su totalidad. Los estilos de vida tienen que cambiar, los factores desestructurales (corrupción-despilfarro y pujoles incluidos) se enquistan en las reglas de un mercado opaco y direccionado, el problema de la justicia global también desempeña un papel muy importante, las soluciones estatales no van a ser suficientes global ni glocalmente.  Es decir, se crea un proceso político abierto e indefinido. Un proceso que los partidos políticos aún no quieren percibir pero que, como apunta U. Beck, en su “Modernización Reflexiva”; “es uno de los grandes experimentos que vamos a ver en los próximos diez años, en la mayoría de sociedades occidentalizadas”.

En España, el auge de nuevos grupos y formaciones políticas originados con fuerza real, gracias a una consulta europea de pertenencia, como “Podemos” (@ahorapodemos) se identifican con la necesidad casi urgente y obligada de respuestas político-societarias mientras que “Poder” con mayúsculas, se asemeja más con la necesidad económico-espiritual de un Camino de Santiago en alfombra mágica, satén y buena mesa. Adorno lo apunta de la siguiente forma en su Teoría Estética: “La confianza en las necesidades de los seres humanos, que con el incremento de las fuerzas productivas darían al todo una figura superior, ha dejado de sostenerse una vez que las necesidades han sido integradas por la sociedad falsa y se han convertido en falsas. Ciertamente, las necesidades encuentran una y otra vez su satisfacción, tal como se pronosticó, pero esta satisfacción es falsa y engaña a los seres humanos sobre su derecho humano.”

Visto lo visto, “cuestión de tácticas” y, por supuesto, de necesidades estratégicas del mundo político y su microcosmos de alimentación perenne del poder, ya que la necesidad del pensamiento complejo que apunta Edgar Morin,  no sabrá ser justificada en un prólogo. Al final, siempre existe desenlace para este tipo de necesidad, sobretodo, si ésta se dirime en un recipiente, temporalmente cerrado, llamado “Urna”.

Moral Ciudadana versus Necesidades Pokémon, Necesidades populares. La saga continúa@elsociologo

El vídeo del verano conecta Málaga con Viena

Si tradicionalmente la sociedad siempre ha establecido en paralelo a sus ansias vacacionales propias de la temporada estival un vínculo musical bajo la etiqueta de la canción del verano, desde que nació Youtube en los primeros años del 2000 hasta la segunda década del siglo XXI podemos afirmar que el tema pegadizo de este tiempo ha sido progresivamente sustituido por el del vídeo del verano.

Precisamente, unos días después de que se conociera que España se encuentra entre los países de la Unión Europea que el pasado año registró un mayor saldo migratorio negativo por la fuerte salida de ciudadanos españoles debido a la crisis, y coincidiendo con la época estival, La Casera ha lanzado un vídeo que está emocionando a los internautas.

De poco más de dos minutos y medio de duración, la pieza cuenta la historia de Alejandro, un joven malagueño que, como otros muchos, han salido fuera de nuestras fronteras por diferentes motivos. En su caso, decidió marcharse a Viena por amor.

 

El vídeo nos narra la historia de cómo sus amigos y familiares deciden darle una sorpresa y hacerle sentir por unos días como en su tierra, Málaga. Para ello, se llevan el Chiringuito ‘Los Cuñao’ (donde siempre iba con sus amigos) con su barcaza de espetos y el chamizo incluido, y a su perro Lucky, entre otras muchas sorpresas.

Describen a Alejandro como un chico muy sencillo, muy humano y muy cariñoso que viajó a Austria siguiendo a su chica. Una historia con la que muchos españoles se sienten identificados; los que viajan a la aventura y consiguen un empleo.

Bajo el hashtag #somosdistintos se ha convertido en uno de los más visitados en Youtube.

La historia concluye con un brindis y recordando los 2.787 kilómetros que separan Málaga de Viena, a las 37 personas y al perro que participan en el anuncio, los 3 kilos de sardinas empleados en el rodaje y el tinto de verano. Se trata de una historia real que está dando la vuelta al mundo. Es tiempo de verano del vídeo del verano. Pasen, disfruten y vean… @elsociologo

Navegador de artículos