elsociólogo

online, offline @elsociologo

Análisis de Discurso; ¿Político? ¿Ideológico?

10825784-conjunto-de-burbujas-de-discurso

No hay espacio aquí para rastrear los hilos de este marco teórico tan de actualidad del “análisis de discurso”. Diferentes tradiciones como la semiología, la etnometodología, la teoría de los actos del habla, el análisis de las conversaciones o el post-estructuralismo han valorado e identificado sus diferentes modalidades y funciones económico-societarias. Observar este análisis a través de contribuciones como las de Parker, Heritage, Cody y Bilic, entre otros autores , ofrecerán al lector inclusivo un complemento sustancial del “análisis de discurso y sus diferentes concepciones psico-sociales. 

 El análisis de discurso constituye un campo en el que convergen una gran diversidad de perspectivas teóricas y disciplinarias que indagan la forma de lo dicho, sus géneros y sus procedimientos : la argumentación, la narración, la enunciación, etc. Más allá de la opinión que se tenga del Análisis de Discurso como enfoque metodológico, podemos constatar que una gran parte de los análisis discursivos en ciencias sociales tienden, en los hechos, a reducir drásticamente la distancia entre los momentos de la descripción y el de la interpretación, espacio en el que normalmente debería desplegarse el esfuerzo de formalización metodológica.

Los discursos, dice Thrift, son “metalenguajes que enseñan a las personas como vivir como personas”. Sus fronteras son inciertas, a tal punto que prácticamente cualquier estudio textual puede pretender ser incluido en él. Lo que se indaga no es tanto el “qué” se dice, sino más bien el “cómo” se lo dice. Se recurre así, a múltiples herramientas que pueden provenir de horizontes tan variados como la crítica literaria, la pragmática, la sociolingüística y la estimada ciencia política. En esta ciencia, como señala  Teun Van Dijk, “se necesita hacer más trabajo teórico acerca del tipo de colectividades que comparten ideologías.” “Cuando los miembros de un grupo explican, motivan o legitiman sus acciones (grupales), lo hacen típicamente en términos de discurso ideológico. Las colectividades ideológicas también son comunidades de prácticas y comunidades de discurso”.

Ante tales argumentos discursivos cabe, por tanto, esperar, que el análisis, en este caso, del discurso enseñe a los políticos a vivir para la política pública y ciudadana y no de la política discursiva sin el ciudadano. Seguramente, el pleonasmo, que apunta Bauman, sobre la famosa cita marxista de que “las ideas de las clases dominantes tienden a ser las ideas dominantes”, esté cobrando más fuerza que nunca en una sociedad cansada de sermones políticos discursivos, ineficaces e interminables.

 En algunos casos, es muy fácil identificar las funciones y finalizar el ineficaz tiempo del silencio discursivo.

¡Tomen nota, Señorías… !   @elsociólogo

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: