elsociólogo

online, offline @elsociologo

Archive for the category “sociología”

Recursos y… ¿Aptitudes? Actitud

actitud

Todas las personas tienen un importante potencial constituido por las capacidades y habilidades con las que nace y las que desarrolla y las que adquiere a lo largo de su vida. Ese potencial está en relación directa con todo lo que nuestro cerebro nos permite hacer, pero en la misma medida también depende de nosotros mismos, de cada uno de nosotros, nuestra personalidad, experiencias y vivencias. Después también debemos tener en cuenta a las personas que conocimos y con las que nos relacionamos a lo largo de nuestras vidas, las que nos acompañan, las que nos encontramos, las que nos educaron, las que nos amaron y a las que amamos Pasado, presente y futuro, experiencias, sentimientos, relaciones, e incluso la forma en la que sentimos y vivimos cada experiencia forma parte de cómo somos y de lo que hacemos con ese potencial.

Pero siempre en primer plano, y pase lo que pase, somos nosotros los que lo poseemos: cada uno de nosotros, todos. Una parte importante de ese potencial se utiliza día a día, se detecta, identifica y aprovecha de forma práctica y cotidiana. Es lo que nos permite aprender, tomar decisiones, actuar y relacionarnos con los demás. Es esa parte de nuestro cerebro que siempre, o casi siempre, está funcionando.  Ese aprovechamiento del potencial humano es lo que llamamos recursos naturales del individuo . Todos los tenemos y prácticamente desde el primer instante de nuestro nacimiento iniciamos su aprovechamiento. A veces con un gran esfuerzo y otras veces casi sin darnos cuenta, vamos generando recursos, aprendiendo a hablar y a expresarnos, a ver y comprender el mundo que nos rodea, a encontrar y contactar con otros. Aptitudes y actitudes.  Otra parte de ese potencial lo intuimos. Sabemos que está ahí porque constantemente vemos su rastro, ya sea en nosotros mismos o en otras personas. Es lo que habitualmente conocemos como aptitudes.

Es decir, las tendencias naturales que una persona tiene para realizar determinadas actividades con mayor acierto que los demás. Las aptitudes son, en realidad, una manera intuitiva de aplicar y utilizar ese potencial en una actividad concreta. Cuando el aprovechamiento del potencial coincide con un trabajo o profesión lo bautizamos como vocación. Sin embargo, no todos llegamos a identificar, o darle salida a nuestro potencial en forma de aptitud o vocación, quizá porque no a todos les aflora a la superficie de forma evidente, o quizá porque no todo el mundo tiene los medios suficientes para hacerlo aflorar o bien se encuentra sumergido en un sistema sin aptitud real de mercado. Pero sería un error limitar el potencial humano a las aptitudes y la vocación. El motivo es sencillo: aunque sólo unos cuantos poseen o encuentran eso que llamamos aptitudes o vocación, el potencial es algo tan común y natural como tener cerebro y saber utilizarlo.

¿Saber utilizarlo? No, no se trata de una ironía malintencionada, sino de una sutil realidad. Todos tenemos un pequeño, pero extraordinario, cerebro humano en nuestra cabeza, y sólo por el hecho de estar ahí, ya está funcionando. El hecho de tener cerebro y que funcione no es lo mismo que saber utilizarlo. El actual Gobierno español sabe perfectamente de que estamos hablando; 5.800.000 parados durante 3 largos años ¿Aptitudes? No gracias, Empleo. Actitudes @marianorajoy actitudes… @elsociologo

“Necesidades”

necesidades

El gran psicólogo humanista Abraham Maslow (1954) planteó en su libro “Motivación y Personalidad”,  el concepto de la Jerarquía de Necesidades. Según Maslow, el hombre será plenamente feliz, en la medida que cubra todas sus necesidades, incluyendo la de autorrealización. Cuando alguien realiza alguna actividad imprimiéndole su toque personal, está satisfaciendo su necesidad de autorrealización.  Así pues, dentro de esta estructura, al ser satisfechas las necesidades de determinado nivel, el individuo no se torna apático sino que más bien encuentra en las necesidades del siguiente nivel su meta próxima de satisfacción.  Cuando un hombre sufre de hambre lo más normal es que tome riesgos muy grandes para obtener alimento, una vez que ha conseguido alimentarse y sabe que no morirá de hambre se preocupará por estar a salvo, al sentirse seguro querrá encontrar un amor, etc. El punto ideal de la teoría de Maslow sería aquel en el cual el hombre se sienta “autorrealizado” pero esto es muy raro, se podría decir que de cada 100 personas, solo una, casi  llega a la plena realización.

De acuerdo con la estructura ya comentada, las necesidades identificadas por Maslow son:

Necesidades básicas: las necesidades básicas  se refieren a la supervivencia física: alimento, líquido, aire, sueño, refugio, etc.

Necesidades de seguridad: el ser humano necesita sentir que su medio es estable, previsible, ordenado, un lugar donde pueda sentirse seguro.

Necesidades de seguridad: el ser humano necesita sentir que su medio es estable, previsible, ordenado y en el que pueda sentirse seguro.

Necesidades de amor y pertenencia: Maslow afirma que una vez satisfechas las necesidades anteriores, “la persona sentirá hambre de nexos, de afecto con la gente en general, en especial de obtener un lugar en su propio grupo; así se esforzará animosamente por lograr dicha meta ”

Necesidades de aprecio: las necesidades de aprecio comprenden tanto la autoestima como el respeto y estimación por parte de otros.

Las necesidades de autoestima: se refieren a la confianza en si mismo. El sentido de competencia, pericia, suficiencia.

Las necesidades de respeto por parte de otros: incluye el reconocimiento, prestigio, estatus y aceptación por parte de otros.

Necesidad de autorrealización. Maslow ha descrito esta necesidad como “el deseo de llegar a ser todo lo que uno es capaz”. La necesidad de autorrealización surge por lo general después de haber satisfecho razonablemente las necesidades de amor y estimación.

Lo que se necesita, además de las necesidades apuntadas en la Teoría de las Necesidades de Maslow, son los “valores” necesitados de necesidades. Valores en que todos estemos de acuerdo con determinados procedimientos. Hay que llegar a consensos y compromisos nuevos. Si reflexionamos más profundamente, vemos que las soluciones técnicas no serán suficientes en su totalidad. Los estilos de vida tienen que cambiar, los factores desestructurales (corrupción-despilfarro y pujoles incluidos) se enquistan en las reglas de un mercado opaco y direccionado, el problema de la justicia global también desempeña un papel muy importante, las soluciones estatales no van a ser suficientes global ni glocalmente.  Es decir, se crea un proceso político abierto e indefinido. Un proceso que los partidos políticos aún no quieren percibir pero que, como apunta U. Beck, en su “Modernización Reflexiva”; “es uno de los grandes experimentos que vamos a ver en los próximos diez años, en la mayoría de sociedades occidentalizadas”.

En España, el auge de nuevos grupos y formaciones políticas originados con fuerza real, gracias a una consulta europea de pertenencia, como “Podemos” (@ahorapodemos) se identifican con la necesidad casi urgente y obligada de respuestas político-societarias mientras que “Poder” con mayúsculas, se asemeja más con la necesidad económico-espiritual de un Camino de Santiago en alfombra mágica, satén y buena mesa. Adorno lo apunta de la siguiente forma en su Teoría Estética: “La confianza en las necesidades de los seres humanos, que con el incremento de las fuerzas productivas darían al todo una figura superior, ha dejado de sostenerse una vez que las necesidades han sido integradas por la sociedad falsa y se han convertido en falsas. Ciertamente, las necesidades encuentran una y otra vez su satisfacción, tal como se pronosticó, pero esta satisfacción es falsa y engaña a los seres humanos sobre su derecho humano.”

Visto lo visto, “cuestión de tácticas” y, por supuesto, de necesidades estratégicas del mundo político y su microcosmos de alimentación perenne del poder, ya que la necesidad del pensamiento complejo que apunta Edgar Morin,  no sabrá ser justificada en un prólogo. Al final, siempre existe desenlace para este tipo de necesidad, sobretodo, si ésta se dirime en un recipiente, temporalmente cerrado, llamado “Urna”.

Moral Ciudadana versus Necesidades Pokémon, Necesidades populares. La saga continúa@elsociologo

“Las palabras y las cosas” (Fragmento)

images (4)

” Hablar de “ciencias del hombre” en cualquier otro caso es un puro y simple abuso de lenguaje. Se mide por ello cuán vanas y ociosas son todas las molestas discusiones para saber si tales conocimientos pueden ser llamados científicos en realidad y a qué condiciones deberán sujetarse para convertirse en tales. Las “ciencias del hombre” forman parte de la episteme moderna como la química, la medicina o cualquier otra ciencia; o también como la gramática y la historia natural formaban parte de la episteme clásica. Pero decir que forman parte del campo epistemológico significa tan sólo que su positividad está enraizada en él, que allí encuentran su condición de existencia, que, por tanto, no son únicamente ilusiones, quimeras seudocientíficas, motivadas en el nivel de las opiniones, de los intereses, de las creencias, que no son lo que otros llaman, usando un nombre caprichoso, “ideología”. Pero, a pesar de todo, esto no quiere decir que sean ciencias. ” Michel Foucault

“Lo propio del saber no es ni ver ni demostrar, sino interpretar.” @elsociologo

Arthur Schopenhauer “El mundo como voluntad y representación” (fragmento)

9.4

“El mundo es mi representación: esta verdad es aplicable a todo ser que vive y conoce, aunque sólo al hombre le sea dado tener conciencia de ella; llegar a conocerla es poseer el sentido filosófico. Cuando el hombre conoce esta verdad estará para él claramente demostrado que no conoce ni un sol ni una tierra, y sí únicamente un ojo que ve el sol y una mano que siente el contacto con la tierra; que el mundo que le rodea no existe más que como representación, esto es, en relación con otro ser: aquel que le percibe, o sea él mismo. Si hay alguna verdad a priori es ésta, pues expresa la forma general de la experiencia, la más general de todas, incluidas las de espacio, tiempo y causalidad, puesto que la suponen.
(…)
El suicidio, lejos de negar la voluntad, la afirma enérgicamente. Pues la negación no consiste en aborrecer el dolor, sino los goces de la vida. El suicida ama la vida; lo único que pasa es que no acepta las condiciones en que se le ofrece.
(…)
El defectuoso parecer concerniente a la contradicción entre materialismo e idealismo podría quedar dilucidado mediante un diálogo entre la materia y el sujeto, un drama que también podría titularse “macrocosmos y microcosmos”:
El Sujeto: Yo soy, y fuera de mi no hay nada, puesto que el mundo es una representación mía.
La Materia: ¡Qué delirio tan osado!- Yo, yo soy, y nada hay fuera de mí. Pues el mundo es mi forma transitoria. Tú eres un mero resultado de una parte de esa forma y, por ello, eres algo casual y fortuito.
El Sujeto: ¡Cuan disparatada arrogancia!. Ni tú ni el mundo existiríais sin mí y a mi estáis condicionados. Quien haga abstracción de mí y crea poder seguir pensando vuestra existencia, da en concebir un tosco engaño; su existencia al margen de mi representación supone una inmediata contradicción, un hierro de madera. Ambas cosas están representadas por mí, mi representación es el ámbito de su existencia, y por ende, yo soy su primera condición.
La Materia: Afortunadamente la osadía de tus asertos será puesta muy pronto en su sitio y no merced a meras palabras; algunos instantes más y dejarás de ser nada en realidad, te hundirás en la nada junto con tu grandilocuencia, después de haberte columpiado transitoriamente cual una sombra espectral y correr la suerte de cada una de mis efímeras formas. Pero yo, en cambio, permanezco incólume y sin merma siglo tras siglo, a través del tiempo infinito, y presencio impávida el juego de las transformaciones de mis formas. 

Ambos: Así pues, estamos inseparablemente unidos como partes necesarias de un todo, el cual nos comprende a ambos y se halla por encima de los dos como un género superior. Sólo un malentendido puede enfrentarnos para que cada uno combata la existencia del otro, siendo así que la suya propia se mantiene o quiebra con ella. “

“El destino mezcla las cartas, y nosotros las jugamos.” ¡Grande! @elsociologo

“150 Aniversario; Max Weber”

science-humanities-sociology-max-weber-foundation_a_0

Tanto en  la “Ética protestante y el espíritu del Capitalismo” como en “Economía y Sociedad”, Weber presenta varios tipos de ideales. El tipo ideal es un recurso metodológico establecido por Weber con la finalidad de enfrentar la debilidad de las ciencias sociales. Max Weber considera que los términos del lenguaje común van adquiriendo distintos significados a lo largo de la historia. Es propio que las culturas cambien, y con ellas, su lenguaje.

En este sentido, Max Weber ha sido generoso en aportar tipos ideales. Weber se da a la tarea de buscar una relación de causalidad de un sistema económico, único en la historia, caracterizado por la valorización del trabajo humano como mercancía sujeto a las leyes del mercado. Trata, por tanto, de detectar la significación cultural del capitalismo y su relación de causalidad. ¿La causa? El la encuentra en el sisma de la Iglesia Católica, por las reformas protestantes iniciadas por Lutero y luego por Calvino. Así surge un nuevo tipo humano, un individuo que vive para trabajar, que debe aprovechar al máximo el escaso tiempo disponible en la tierra, que ahorra y se enriquece, que forma grandes capitales.

“El poder ejercido por la concepción puritana , no sólo favoreció la formación de capitales, sino, lo que es más importante, fue favorable sobre todo para la formación de la conducta burguesa y racional desde el punto de vista económico,   de la que el puritano fue el representante típico y más consecuente; dicha concepción, pues, asistió al nacimiento del moderno hombre económico. “ Sin duda, tipos y más tipos ideales.

Maximilian Carl Emil Weber nació el 21 de abril de 1864, en Erfurt, Alemania. Hoy se conmemora el 150 aniversario de su nacimiento y mi pequeño aporte viene en nombre de bitly con su “Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo”. Este pequeño post es, sin lugar a dudas, una pequeña contribución más entre multitud de recuerdos y conmemoraciones interplanetarias realizadas al sociólogo de la modernidad y pone a disposición de los interesados en esta lectura,  un conocimiento más profundo y especializado de la sociología comprensiva de Max Weber. Disfruten… @elsociologo

“Ni el séquito de los príncipes guerreros ni el de los héroes revolucionarios se preocupan para nada de las condiciones de una economía normal”

“La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo” Max Weber.  http://bit.ly/1lwnBpH

“Enladrillados”

spanin2

Reforma laboral, pensiones públicas, sanidad y copago. Sin-DICATOS. Aborto, sin ampliación del permiso de paternidad, y no bajar el sueldo de los funcionarios. Programas y promesas. Hechos. Partidos. Ciudadanía. Mentira/s. Poder. Bipartidismo. Votos. Democracia. Herencia. Tu Primo. Ciencia, I+D+i, Educación, Universidad y Erasmus perdidos. Independencia judicial. Literatura mucha literatura. Cine y Teatro. Jobs, Redes, Apple. Coste del despido abaratado, paro y prestación por desempleo. ¿Empleo?. ETA, Cataluña, el Rey. Su Toisón. La Consulta. Iglesia-Estado. Gobierno. Viviendas, desahucios, daciones y personas. Pobreza, exclusión. Cáritas. Mercados. Bolsa. Valor. Valores. Dignidad. 15-M, 22-M ¿11M?. Amnistía fiscal, deducción por vivienda y rescate a la Banca. Emergentes y sumergidos. Fútbol mucho fútbol. Ferrari. Nadal. España va bien. Champions League. Emprendedores. Top. Siria, Crimea, Afganistán.  Egipto y Fukushima. Japón, China y las 2 Coreas. GreenPeace. El clima, los climas, el cambio. Preferentes, gurtelianos y filatélicos. Dependencia y dependientes. Bienestar Social. Inmigración, Derechos Humanos y Manifestaciones. Los Toros. Corrupción, Empresas ficticias, ERE´s. Demasiado ere. Cemento. Ladrillos. Silencios. Minería, Desarrollo Rural y Energético Sostenible. Incendios. Terremotos. Tsunamis. Narco-México. Ilusiones. Deseos. Ánimos. Supervivientes. Venezuela.  Esperanza. Policía. Pescados. Carromero, Bárcenas y mi caja B. El Duque y la Marquesa. Suárez y El Caudillo. IVA, IRPF y nuevo recibo de la luz para iluminar un manifiesto grotesco, dantesco y enladrillado.

Europa. Políticos. Sol y playa. Sol y sombra. Merkel. Sociedad. Rajoy. El Greco. Gaviotas, sueños y poesía… Cuervos. ¡Mi niña! #Franciscum

Troika. Draghi. Teléfono Rojo, aviones en el mar y, como siempre, estimado Juez ajusticiado;  “Justicia Universal.” Shi, shi, shi. “Enladrillados” @elsociologo

Ciencia con consciencia (fragmento)

butterfly-8205

” Ese hombre que es sapiens y demens hay una mezcla inextricable, un pensamiento doble: un pensamiento que yo llamaría racional, empírico, técnico y también un pensamiento simbólico, mitológico, mágico. Vivimos permanentemente en ambos registros. (…) Tenemos sin duda una gran lucha entre las antiguas formas depensamiento, duras y resistentes a fuerza de resecas y esclerosadas, y las nuevas formas depensamiento que son aún embrionarias (lo que es embrionario es, por lo tanto, frágil, y arriesga la muerte). Estamos en ese punto y creo que en este dominio hemos entrado en un nuevo comienzo. (…) Para que la oruga se convierta en mariposa debe encerrarse en una crisálida. Lo que ocurre en el interior de la oruga es muy interesante; su sistema inmunitario comienza a destruir todo lo que corresponde a la oruga, incluido el sistema digestivo, ya que la mariposa no comerá los mismos alimentos que la oruga. Lo único que se mantiene es el sistema nervioso. Así es que la oruga se destruye como tal para poder construirse como mariposa. Y cuando ésta consigue romper la crisálida, la vemos aparecer, casi inmóvil, con las alas pegadas, incapaz de desplegarlas. Uno empieza a inquietarse por ella, a preguntarse si podrá abrir las alas, y, de pronto, la mariposa alza el vuelo. ” Edgar Morin @elsociologo

Principios del conocimiento (fragmento)

1858A72C6D36EE73E11952C4E272D_h389_w598_m2_q90_cLuNdVdpg

” Es ciertamente extraño que haya prevalecido entre los hombres la opinión de que casas, montes, ríos, en una palabra, cualesquiera objetos sensibles, tengan existencia real o natural distinta de la de ser percibidos por el entendimiento. Pues, ¿qué son los objetos mencionados sino las cosas que nosotros percibimos por nuestros sentidos, y qué otra cosa percibimos aparte de nuestras propias ideas o sensaciones? Examinando a fondo esta opinión que combatimos, tal vez hallaremos que su origen es, en definitiva, la doctrina de las ideas abstractas. Pues, ¿puede haber más flagrante abuso de la abstracción que el distinguir entre la existencia de los objetos sensibles y el que sean percibidos, concibiéndolos existentes sin ser percibidos?. Todo el conjunto de los cielos y la innumerable muchedumbre de seres que pueblan la tierra, en una palabra, todos los cuerpos que componen la maravillosa estructura del Universo, sólo tienen substancia en una mente; su ser consiste en que sean percibidos o conocidos. George Berkeley

Cada día percibiéndote y conociéndote un poco más…@guillotlau #23F @elsociologo

¿Qué es conocer?

Bandera_de_la_UE

Conocer es un acto, es decir, una acción que realiza alguien (un sujeto). Por tanto, el conocimiento no implica pasividad, sino actividad. Conocer es, básicamente, poseer cosas. Quien conoce gana algo. Ahora bien, no se trata de una posesión real, sino intencional. Poseer intencionalmente es un modo especial de poseer que se distingue de la posesión material y que remite a algo externo a nosotros mismos.

Conocer es poseer la forma, no la materia, del objeto conocido. Es decir, poseemos todas sus cualidades o rasgos esenciales sin necesidad de hacerlo físicamente interior a nosotros. Así, cuando conocemos sensiblemente una piedra (a través del sentido de la vista, por ejemplo) ello no significa que antes debamos meterla físicamente en nuestro ojo. De la misma manera, cuando conocemos intelectualmente una piedra (poseemos su concepto) no implica que la piedra, con su materia (átomos y moléculas) esté inserta en nuestra mente o cerebro.

Conocer es, entonces, la actividad mediante la cual el ser humano se apropia del mundo que le rodea. Esta apropiación es una captación intelectual del entorno o del propio organismo.

El acto de conocer es un proceso complejo en el que intervienen aspectos biológicos, cerebrales, lingüísticos, culturales, sociales e históricos y no se puede disociar de la vida humana ni de las relaciones sociales. De ahí que conocer sea una necesidad fundamental para el ser humano ya que a partir del conocimiento la persona puede orientarse, decidir y actuar.

Viendo que el conocimiento es una relación entre dos términos distintos, nos preguntamos: ¿Es posible el conocimiento?; ¿Puede el sujeto conocer el objeto tal cual es?; ¿Cómo podemos estar seguros de que alcanzamos a aprehender ese otro término de la relación?; ¿No nos estaremos engañando la mayoría de las veces, cuando creemos estar ciertos en el conocimiento de algo?

Desde el convencimiento del pensamiento social, se puede aseverar que la clase política española empieza a ser conocida y reconocida, muy a su pesar, en los diferentes y diversos engranajes que conforman el actual y maltrecho sistema de bienestar social ciudadano.

Objeto (política)- Sujeto (políticos)- Conocimiento (sociedad); el problema de la verdad.

“Señorías… Desgraciadamente, ya nos conocemos.” ¡Let´s go to Europe! la Suisse ¡Ja! @elsociologo

“La promesa” (fragmento)

mills

La imaginación sociólogica nos permite captar la historia y la  biografía y la relación entre ambas dentro de la sociedad. Esa es su tarea y su promesa. Reconocer esa tarea y esa promesa es la ‘señal del analista social clásico’. Es la característica de Herbert Spencer, ampuloso, verboso, comprensivo; de A. E. Ross, gracioso, revelador, probo; de Auguste Comte y Emile Durkheim; del intrincado y sutil Karl Mannheim. Es la cualidad de todo lo que es intelectualmente excelente en Carlos Marx; es la clave de la brillante e irónica penetración de Thorstein Veblen, de las polifacéticas interpretaciones de la realidad de Joseph Schumpeter; es la base del alcance psicológico de W. E. H. Lecky no menos que de la profundidad y la claridad de Max Weber y es la señal de todo lo mejor de los estudios contemporáneos sobre el hombre y la sociedad.

Ningún estudio social que no vuelva a los problemas de la biografía, de la historia y de sus intersecciones dentro de la sociedad ha terminado su jornada intelectual.

“La Imaginación Sociológica” C. Wright Mills @elsociologo

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores